Tips para levantar el busto y que la gravedad no nos afecte

Lencería apropiada y la realización de algunos deportes pueden significar una gran diferencia en cómo pueden mantenerse y evolucionar nuestras pechugas.

Por: Valeska Silva Pohl

Las mujeres estamos permanentemente preocupadas de cuidar nuestro cuerpo, y pese a que el rostro es, por lejos, la zona que más protegemos y donde claramente más invertimos, nuestra "delantera" también es importante. ¿Sabías que no usar el sostén apropiado, o realizar ciertos deportes, pueden marcar la diferencia en cómo se mantendrán tus pechugas? Conversamos con 2 especialistas que nos entregaron las mejores recomendaciones e indicaciones para un busto per-fec-to.

DESCUBRE MÁS

 

Sabemos que realizar actividad física es muy beneficioso para la salud y nuestro cuerpo; sin embargo, hay deportes de alto impacto que pueden afectar negativamente en esta zona, especialmente a las mujeres de pechugas más grandes. Lo importante es informarse bien, tomar las precauciones indicadas y no olvidar que la fuerza de gravedad, sí o sí, es un factor clave.

La doctora Isabel Thumala es médico cirujano de la Clínica La Parva, y a su juicio lo más importante es utilizar la ropa adecuada. "Las mujeres con mamas prominentes siempre deben proteger su tejido mamario con sostenes deportivos, pues el rebote y el estar sometidas a la fuerza de gravedad determinará en gran medida la caída de la mama". Agrega que "los tratamientos no invasivos, como radiofrecuencia o masajes ofrecidos para mejorar la tensión de la piel mamaria, cumplen un rol casi marginal en la mejoría de esta zona, pues la piel es sólo uno de los factores que influyen en su aspecto".

Le consultamos también sobre ciertos mitos muy arraigados, como que los ejercicios del músculo pectoral nos ayudarían a desarrollar más busto, pero es todo lo contrario. "Entre mayor actividad de estos músculos más se puede consumir el tejido mamario, que a partir de la tercera década comienza su involución desde tejido fibroso glandular a tejido graso. Entre mayor actividad muscular mayor consumo del componente graso que conforma la mama. Esto significa que no lograremos más busto si realizamos más ejercicios pectorales, porque su condición obedece a nuestra información genética, herencia, edad y por supuesto factores ambientales como periodo hormonal, cambios de peso, tabaquismo y a características propias de los tejidos elásticos de la piel de cada mujer".

El impacto del deporte

"El running es un deporte de alto impacto que tiene grandes beneficios para la salud, pero también puede traer consecuencias en nuestro cuerpo ya que implica estrés sobre las articulaciones por el rebote constante (sobre todo cuando se corre sobre pavimento) y tensión sobre los tejidos blandos –como el mamario– que tiene poco soporte y puede debilitarse y tender a la caída, lo que se conoce como ptosis mamaria, si no recibe los cuidados necesarios, especialmente en el caso de mujeres que tienen mamas muy grandes. Por eso es fundamental soportar esta zona del cuerpo con ropa compresiva o sostenes de buena calidad, con tirantes o breteles anchos que sujeten bien la mama al cuerpo en la zona de los hombros, que la copa cubra todo el tejido mamario y que la parte inferior sea elástica, acercando el sostén al contorno del tórax". Esta recomendación es también para quienes practican tenis, basquetball, volleyball y fútbol. "En los deportes de alto impacto, como karate y hockey, la protección del tórax es básica para no sufrir golpes directos. Otras disciplinas como el esquí, fisicoculturismo y equitación también merecen ser mencionadas, pues como el tejido mamario es débil y vulnerable a movimientos de rotación, las pacientes que tienen implantes mamarios deben tener especial cuidado en estas actividades pues se han descritos micro-hematomas (cúmulos pequeños de sangre) o desgarros musculares".

¿Sin sostén?

¿Eres de las que no usa sostén cuando la ropa u ocasión lo permite? Cuidado. "Las mujeres de poco busto, con tejido elástico de buena calidad, mamas firmes, fibrosas, livianas, con buena herencia genética y que no varían su peso mayormente, son las únicas que podrían no preocuparse de usar sujetadores o sostenes a pesar de estar sometidas durante toda una vida  a la potente fuerza de gravedad que fracciona los tejidos vivos hacia abajo. El resto de las mujeres (prácticamente todas) deben preocuparse de sujetar este tejido con prendas adecuadas para evitar las mamas flácidas y caídas."

Por su parte Hilda Ramos, kinesióloga del Centro Médico & Dental La Araucana, nos explica que la natación es una de las actividades físicas que más impacto tiene sobre la musculatura de extremidades superiores. "Además es importante destacar que es el deporte que más incide en el desarrollo de todos los grupos musculares, junto con ser la actividad física menos traumática, ya que se realiza sin efecto de la gravedad, es decir sin resistencia adicional. El yoga también es un ejercicio muy completo que además se puede usar como relajación".

En relación al uso de cremas y productos específicos, "son beneficiosas como lubricación de la piel. Existen algunas reafirmantes que también ayudan más de lo común. En definitiva, a la hora de hablar de cuidado del busto, sin duda todo suma".

Ramos también recomienda a las runners el uso de un sostén firme, que ayude a contener el busto. Pero también pide no olvidar las zapatillas adecuadas, "con buena amortiguación, para evitar que el apoyo sea muy traumático y repercuta en las principales articulaciones".

En definitiva, no debemos olvidar que la salud tiene que ver con lo estético, pero también con lo fisiológico. Por lo tanto es muy importante la prevención de cualquier patología que podría producirse en el busto. Las mamografías y ecotomografías realizadas oportunamente nos permiten dar una razón a todas las sugerencias realizadas por las especialistas e indicadas anteriormente.