Estudio recomienda incluir este alimento para bajar de peso

Informe, realizado por el Departamento de Nutrición, Diabetes y Metabolismo de la Escuela de Medicina, señala además que ese alimento también es útil recomendado para personas con altas demandas nutricionales, como niños, embarazadas y adultos mayores.

Por su alto efecto saciador y bajo aporte de calorías, el huevo es un alimento recomendado para incluir en las dietas diseñadas para bajar de peso. Así lo señala el estudio "Consumo del huevo y sus efectos en la salud humana", elaborado por el Departamento de Nutrición, Diabetes y Metabolismo de la Escuela de Medicina de la Pontificia Universidad Católica.

DESCUBRE MÁS:

 

"El consumo de huevo en el contexto de dietas hipocalóricas para perder peso -dice el informe- ha evidenciado beneficios que podrían contribuir al manejo del sobrepeso u obesidad y, con ello, a un mejor control de las patologías asociadas a estas condiciones.
Así, la ingesta de este producto al desayuno estimula la saciedad y disminuye la ingesta durante el día. En esta línea, una encuesta efectuada recientemente por Adimark mostró que esa es la comida donde más se consume ese alimento en el país, seguida por la once y el almuerzo.

El documento elaborado por la Universidad Católica, enfatiza también que el huevo es una de las principales fuentes de vitamina D en la dieta y aporta numerosos otros nutrientes como riboflavina, folato, selenio, vitamina A y vitamina B12, entre otros.

Junto con ello, se destaca que la proteína de alto valor biológico de este alimento, junto con sus otros componentes bioactivos, con potenciales beneficios para la salud, lo hace un elemento valioso a incluir también en la dieta, especialmente de personas con elevadas demandas nutricionales, como niños, embarazadas y adultos mayores.

El consumo per cápita de este producto en nuestro país ha aumentado en los últimos años, llegando a las 200 unidades. Esta cantidad es mayor a la que registran países desarrollados como como Suiza, Holanda y Reino Unido.

El estudio de la Universidad Católica, revela también que este alimento aporta carotenoides (pigmentos naturales responsables del color amarillo de la yema), como luteína y zeaxantina, los cuales tienen propiedades antioxidantes y podrían proteger contra las cataratas y la degeneración macular, causas importantes de ceguera en la vejez. En cuanto a la relación entre ingesta de huevo y colesterol, se señala que es ampliamente conocido que otros factores dietarios como el consumo de grasas saturadas, ácidos grasos trans y fibra tienen mucho mayor impacto sobre los niveles de colesterol plasmático y RCV que el colesterol dietario propiamente tal.

Todo ello, ha llevado a una reevaluación de las recomendaciones dietéticas de las instituciones de salud, entre ellas las referidas al consumo de huevo, hacia la población general.

"Con la evidencia disponible, se podría concluir que el consumo de huevo, en el contexto de una dieta y estilo de vida globalmente saludable, podría ser recomendado a la población sana. Los datos disponibles a la fecha indicarían recomendar hasta una porción diaria", concluye el informe.