La personal trainer Pepa Celedón nos da sus tips para un cuerpo más fit

A Maria José todos la conocen como Pepa. Amante de la vida sana, fuerte, directa y cariñosa, como entrenadora es muy estricta y se involucra a mil, pero exige cambios a sus alumnos, "de lo contrario les pido que busquen otro profesor".

Por: Valeska Silva Pohl. Fotografías: Gonzalo Muñoz Farías.

La Pepa (45) es deportista de toda la vida. Desde muy pequeña –y motivada por su mamá– participó en múltiples disciplinas como ballet, natación, gimnasia rítmica y artística. También compitió por la V Región en atletismo, y como Seleccionada Nacional en jabalina y garrocha. Las lesiones la llevaron a dejar los torneos, pero no el deporte. De hecho estudió Educación Física en Viña del Mar, y para ella no hay día sin entrenar. No concibe la vida sin deporte.

DESCUBRE MÁS:

 

Al terminar su carrera se vino a Santiago, donde llegó a trabajar a "Campeones para Chile" (ex programa para deportistas de la Universidad Católica). Después aparecieron múltiples oportunidades en gimnasios, momento en que decidió hacer el curso de Personal Trainer (PT). Hace más de 10 años que trabaja como profesora y PT en el gimnasio Balthus, pero también es conocida por su trabajo en televisión y como entrenadora de famosos, entre quienes se encuentra Kika Silva. Sin embargo, siempre se ha especializado en alto rendimiento.

Además entrena al equipo de Brooks –al que pertenece Kel Calderón– y se declara "una runner no competitiva". Su participación en televisión partió en el programa "Peso Pesado", de Mega, que se grabó intermitentemente durante dos años y se emitió recién. Ahora acaba de empezar en el matinal del mismo canal, donde entrena a los conductores y panelistas una vez a la semana, todos los viernes. Y como si fuera poco, hace el programa "Vida Fit" en el canal Vive de VTR, que combina tips de vida sana y ejercicios, y que se transmite a diario por el canal del cable.

¿Cómo llegaste a "Peso Pesado"?
La gente del canal me propuso hacer un casting, y me interesó participar porque así tendría otra forma ayudar y mostrar mi pasión por el deporte y la vida sana.

¿Te sentiste cómoda en la experiencia?
Me sentí muy bien. La gente me cuidó y protegió mucho, porque yo no entendía lo que era la televisión. Me preguntas si me es cómodo…, creo que sí… Lo que pasa es que intento tomarlo como una diversión, pudiendo enseñar a la vez; siendo así siento que fluyó. Aunque debo reconocer que a la vez sufrí mucho con los concursantes, porque no tenía las decisiones en mis manos, y quisiera poder cambiarle la vida a todos, pero no siempre se puede.

De hecho leí en una entrevista que incluso debiste ir al sicólogo para entender por qué te mentían los participantes, ¿así fue? ¿Te mentían?
Es cierto. Cuesta entender por qué nos o se mienten, o por qué llegaron a esos pesos, cómo no pudieron ayudarse antes y por qué botan todo a la basura y deciden no seguir luchando. Me costó mucho entender, por eso necesité ayuda… Fue difícil, muy difícil, soy demasiado corazón y a veces me mataban las mentiras reiteradas.

La ayuda de un profesional le permitió entender la situación y aprender a no involucrarse demasiado con la vida y los problemas de otros. Lo que en general no le es fácil, ya que es muy de escuchar a las personas "y hasta sueño con los problemas de los demás".

Pepa es amante del deporte y la vida sana, pero también tiene otras pasiones. Sus perritos Maxi y Maui son su debilidad, porque "me han sacado de todos mis malos momentos". Ama el cine y las películas y se declara una sibarita; le gusta salir y probar los distintos bares y restaurantes, y también le encanta cocinar, "es mi escape en casa". En materia sentimental es de relaciones largas y estables, estuvo casada, pero en estos momentos está soltera.

Dicen que eres muy estricta como entrenadora… Leí por ahí que casi como "milico".
Sí, soy muy estricta, y a veces hasta se me pasa la mano, ¡pero siempre es con amor!

¿Qué te pasa cuando no te responden como esperas?
La gente que entrena conmigo simplemente tiene el tiempo para responderme con sus logros, avances. Si no lo hacen, les digo que cambien de profesor, porque conmigo tiene que haber cambios, y estos deben empezar por ellos y no por mí… Si no lo logran es culpa de ellos. Soy súper jugada y me entrego a mil, entonces si vienes a entrenar conmigo es para generar cambios.Imagen foto_00000002

Descríbenos un día típico. ¿Cuántas horas entrenas?
Todos los días a las 9.30 hago clases como parte del staff del gimnasio, hasta las 12. Entonces sigo como PT con todos mis alumnos hasta las ocho y media. Entremedio, y generalmente corriendo, intento entrenar alrededor de 30 minutos o de nadar, especialmente si alguien falla o si tengo un tiempo libre. Finalmente después de la pega hago spinning o pesas, todo depende de cómo estuvo el día. Los fines de semana hago trote más largo y también nado. Los domingos salgo a andar en bicicleta, especialmente si me siento un poco inquieta…

¿Qué comes? Fundamentalmente pensando en toda esa actividad física que haces a diario…
En la semana me cuido, pero no soy muy estricta. Lo que sí hago es comer cada tres horas, es demasiado necesario para estar bien y con ánimo para mis alumnos.

Las cifras de sedentarismo y obesidad en el país son alarmantes ¿Qué piensas sobre el tema y cómo lo ves?
El tema de la obesidad me dejó muy choqueada con mi participación en "Peso Pesado", y me asusta que como país estemos tan lejos aún de poder ayudar más… Pero creo que de a poco y con mucha conciencia ojalá ayudemos a cambiar este tema. También es verdad que la preocupación por la salud está haciendo que más gente haga deporte, y creo que se está notando mucho, ya que se están abriendo más gimnasios. La gente hoy busca estas instancias y lugares para mejorar su estado deportivo y de salud.

¿Cuál es tu mejor consejo para las mujeres?
Lo primero es cuidar la alimentación. El 80% de nuestro cuerpo es la comida y el 20% el deporte. Desgraciadamente, ¡hay que hacer deporte! Yo les diría que vayan a un gimnasio, que bailen, troten, naden, pedaleen, ¡lo que prefieran! Acérquense al deporte porque es la única forma de cambiar el cuerpo, el alma y el corazón. El tiempo pasa y nuestros cuerpos cambian muy rápidamente, ojalá tengan acceso a un profesional del deporte para que las guíe bien y logren sus objetivos. Lo que uno se propone lo logra, las mujeres somos increíbles, y podemos cambiar.