¿Pasas mucho tiempo sentada? ¡Te decimos cómo evitar que tus piernas se cansen!

Los dolores de espalda y rodillas pueden ser provocados por estar mucho tiempo sentada

Son las seis de la tarde y no te has levantado de tu lugar, llevas todo el día sentada y tus piernas ya están adormecidas. Trabajar en una oficina implica, generalmente, estar mucho tiempo sentada, y ya sea por falta de tiempo o espacio pocas veces logras estirar las piernas.

DESCUBRE MÁS

 

Pasar largas jornadas sin ejercitar nuestras extremidades inferiores puede ocasionar que el flujo venoso sea lento, y que los músculos que flexionan la cadera se endurezcan. La falta de actividad también puede ocasionar tensión en la espalda baja y las rodillas. Realizar algunos ejercicios sencillos a lo largo del día te ayudará a prevenir dolor en las piernas y evitar várices, o algún problema mayor como una trombosis venosa.

El doctor Gabriel Hernández De Rubín, especialista certificado por el Consejo Mexicano de Angiología y Cirugía Vascular, nos comparte estos 7 sencillos y prácticos tips que te ayudarán a mantener unas piernas saludables:

1. Extensión. Desde tu lugar en el trabajo, levanta la pierna y estírala hasta que quede paralela al piso. Al extender las piernas aprieta los muslos de 3 a 5 segundos. De ser posible coloca en tus tobillos algo de peso, empieza poco a poco para evitar lesiones.

2. Aducción. Para ejercitar la parte interna de los muslos y la cadera, coloca un objeto entre las piernas a la altura de las rodillas (una toalla, sudadera, idealmente una pelota) y trata de juntar las rodillas. Mantén esa posición de tres a cinco segundos y descansa el mismo periodo. Repite de 15 a 20 veces.

3. Si usas tacones o tacos, quítatelos cuando sea posible en el trabajo. Los tacones altos encogen los músculos de la pantorrilla y provocan problemas en pies y rodillas. Ponte sobre tus pies cada hora y camina un poco para así activar la circulación y estirar las piernas.

4. Cuando llames por teléfono, trata de estirar y flexionar los pies de manera repetida para ejercitar la pantorrilla.

5. Flexiona los dedos de los pies. Cuando estés sentada, estira y encoge los dedos de los pies. Es un ejercicio que ayuda a la circulación de la sangre.

6. Realiza ejercicios de punta-talón. Flexiona y estira tus pies. Haz veinte repeticiones de este ejercicio si estás sentada por más de una hora continua.

7. Utiliza medias de compresión. Una excelente y sencilla medida preventiva de dolor en tus piernas, es el uso de medias y calcetines de compresión graduada y tallas personalizadas, que, aun permaneciendo sentada, estimulan la circulación sanguínea y ayudan a prevenir varices y un posible evento de trombosis venosa; además, su uso constante ayuda a evitar o eliminar síntomas de pesadez, dolor y cansancio e hinchazón en piernas y tobillos durante tu jornada laboral.