Afirman que los edulcorantes aumentan el apetito ¿Será verdad?

Un estudio afirmó que los edulcorantes estimulan el apetito, e incluso, podrían ser los responsables del aumento de peso en gran parte de la población. Le preguntamos a un experto qué opina sobre esta investigación y si debemos preocuparnos.

Si por años has consumido gotitas o pastillas en vez de azúcar en tus tés y cafés, este estudio encenderá tus alarmas.

Según una investigación realizada por el Centro Charles Perkins de la Universidad de Sydney y del Instituto Garvan de Investigación Médica, el consumo de edulcorantes artificiales sustitutivos del azúcar, provocan aumento del apetito.

DESCUBRE MÁS:

 

Este estudio analizó el comportamiento de animales sometidos al consumo de edulcorantes, los cuales empezaron a aumentar su ingesta de alimentos, luego de haber sido expuestos al consumo de sucralosa. "Después de la exposición crónica a una dieta que contenía como edulcorante la sucralosa, vimos que los animales empezaron a comer más", explicó Greg Neely, profesor de la Universidad de Sydney.

"Encontramos que en el interior del cerebro, la sensación de dulce se asimila a la de contenido energético. Cuando se pierde el equilibrio entre el dulce y la energía por un cierto periodo de tiempo, el cerebro recalibra e incrementa el total de calorías consumidas", agregó.

En una primera instancia, el experimento se realizó en la mosca de la fruta, que aumentó en un 30 por ciento su consumo de calorías una vez que empezó a consumir endulzante.

Luego, se llevó a ratones, quienes consumieron el edulcorante durante siete días y también incrementaron su ingesta de comida. Debido a esto, Neely concluyó que, "el consumo crónico de edulcorante artificial incrementa la intensidad del dulce respecto del azúcar real y, en su momento, se incrementa también el incentivo del animal a comer más",

Sin embargo, para Samuel Durán, presidente del Colegio de Nutricionistas Universitarios de Chile, el estudio, hay que tomarlo con calma, ya que dentro de las múltiples especificaciones que deben hacerse, este experimento no ha sido probado en personas.

"Ese estudio es bastante interesante. Hay varios estudios que han mostrado que los edulcorantes podrían estimular el apetito, sin embargo los mecanismos todavía no están muy claros", afirmó Durán.

Según su experiencia, ¿este estudio podría ser vinculado al comportamiento humano?

Los resultados hay que tomarlos con mucha cautela, ya que fueron hechos en moscas y en ratones, no en humanos. Por lo tanto, los resultados no son necesariamente extrapolables, ya que, por ejemplo, en el estudio se hablaba de que cuando a las moscas se les da edulcorante, incrementaban en un 30 por ciento más su ingesta calórica, es decir, que una persona que consume habitualmente 1500 calorías, si le agregamos edulcorantes consumirían 500 calorías más, que no es lógico, en el humano no es lógico.

Además, hay otros estudios clínicos que muestran que los edulcorantes ayudan a bajar el peso. Entonces es muy complejo, porque finalmente para ver los efectos de los factores de la dieta que pueden ejercer sobre la salud, hay que ver un montón de variables que pueden ser de confusión y que están presentes en los estudios. Antes de satanizar o alabar algún componente, hay que analizar cómo fue el estudio, porque hay muchos factores presentes y por eso los resultados hay que tomarlos con cautela, antes de decir si es o no así.

¿Qué recomendación le darías a alguien que siempre consume edulcorantes y teme subir de peso?

El consumo de edulcorantes no da la libertad para comer todo tipo de alimentos, tiene que estar asociado a una dieta saludable, o no tiene sentido. El consumo de edulcorantes no da pie para que la gente coma chorrillana, con sopaipillas o pasteles, etc. Porque la idea es no utilizar la compensación, es decir que si me estoy ahorrando 150 calorías con una bebida dietética, no voy a compensar esas calorías con un trozo más de pastel.

¿Debemos comenzar a eliminar los edulcorantes de la dieta?

Los edulcorantes son una alternativa segura, son aprobados por Codex Alimentariu, que depende de la OMS, como seguros, por lo tanto no hay suficiente evidencia que diga que deben ser eliminados. Lo que sí es importante, es que no se deben consumir en exceso, si no que tienen que ser parte de una dieta saludable.

DESCUBRE MÁS EN IMÁGENES:

10 ejercicios cardiovasculares que te ayudarán a quemar calorías

Include SSI