Rutinas de ejercicio fáciles para mamás con poco tiempo

No dejes que la falta de tiempo se interponga con tu objetivo de bajar de peso y cuidar tu salud

Parece que fue ayer cuando el tiempo nos rendía muchísimo y podíamos hacer mil y un cosas durante el día. Con el pasar de los años esto cambia; sobre todo si además de trabajar tenemos hijos.

Si tu estilo de vida acelerado no te permite ejercitarte en un gym, no te angusties. Existen soluciones prácticas y muy efectivas para ponerte en forma en esos pequeños momentos libres. Sigue estas rutinas de ejercicio fáciles que puedes hacer en pocos minutos y que te permitirán bajar de peso y quemar calorías. 

      DESCUBRE MÁS:

 

Por las mañanas y/o antes de ir a dormir. Cuando abras los ojos estira tu cuerpo, toma un vaso con agua pura (puedes agregarle el jugo de un limón si prefieres)  y realiza 3 series de 15 repeticiones de roll-ups. A diferencia de los abdominales normales, los roll-ups de Pilates son efectivos para quemar calorías y reafirmar el abdomen.

Los roll-ups son ejercicios de flexión del torso y una de las rutinas básicas en los Pilates. Además de ayudarte a fortalecer tu viente es ideal para darle un buen masaje a tu espalda. Si nunca has hecho este ejercicio, empieza con las piernas flexionadas. Si buscas mayor nivel de dificultad, puedes elevar una pierna mientras la otra la dejas flexionada. 

Imagen foto_00000003

Con tus hijos. Si tus hijos aún están pequeños, aprovecha para jugar con ellos y poner tu cuerpo en movimiento. Una buena idea es saltar el lazo o la cuerda. Tus hijos se divertirán mucho y tú podrás realizar un poco de ejercicio cardiovascular que, además de ayudar a mejorar tu salud, te hará quemar algunas calorías. Empieza con 5 minutos continuos al día y ve subiendo poco a poco. Lo ideal es que realices al menos 15 minutos de ejercicio cardiovascular por día.

Además de saltar el lazo, puedes salir a correr al parque con tus hijos. Ellos se divertirán muchísimo, les estarás inculcando la importancia del ejercicio y tú mantendrás tu peso en equilibrio. 

Cuando te levantes. Utiliza cada pretexto que tengas para ejercitarte. Cada que te levantes de una silla aprovecha y realiza 5 sentadillas. Verás que al finalizar el día habrás realizado al menos 20 sentadillas. Nada mal para alguien que no tiene tiempo para ejercitarse, ¿no crees? 

Recuerda que las sentadillas son un excelente ejercicio para tonificar las piernas y los glúteos. 

Imagen foto_00000001

Antes de ducharte. Cinco minutos antes de meterte a bañar practica una sesión de jumping jacks. Este ejercicio cardiovascular  (que seguramente hiciste en la escuela cuando eras niña) es efectivo para quemar calorías, aumentar la resistencia y fortalecer el sistema cardiovascular e inmunológico. Con 5 minutos al día empezarás a sentirte mejor, pero siempre puedes aumentar el tiempo. 

Imagen foto_00000002

 

Si buscas más opciones para ejercitarte, no dejes de seguir las cuentas en Instagram como la de esta mamá fitness, que propone rutinas divertidas que puedes practicar en compañía de tus pequeños.