Magdalena Müller y su reducción mamaria: Conoce los detalles de esta operación

No lo hizo por estética, pero reconoce que mejoró su autoestima. La actriz Magdalena Müller, al igual que varias famosas chilenas también se sometió a una reducción mamaria, que según aseguró, le ha cambiado la vida.

Sumado a la importancia de tener una mejor salud, la tendencia estética actual, está orientada a lucir un busto más natural. De esta manera, cada vez es más frecuente que mujeres operadas por mamoplastia hace 4, 5 o más años, ahora estén recurriendo nuevamente a un intervención, pero esta vez para reducir sus implantes o derechamente retirarlos, dejando atrás esas voluptuosas figuras que marcaron la primera década del nuevo milenio.

Más: Famosas han reducido el tamaño de su delantera con excelentes resultados

Según explica el cirujano plástico Roberto Prado, de Centro Médico El Golf, si bien todavía no podemos habar de que se trate de la cirugía más solicitada entre las chilenas, ciertamente es un fenómeno en ascenso".

Para el doctor Prado, las razones detrás de esta conducta son multifactoriales, pero las principales son darse cuenta de que el uso de implantes puede ser un problema a futuro, tanto de salud, económico y emocional, al no ser eternos y tener que ser reemplazados, a diferencia de lo que muchas veces aseguran los fabricantes. "Es muy probable que requieran una o varias cirugías en el futuro, ya sea para cambiar implantes rotos, hasta 25% en los primeros 10 años, o encapsulados, con un cerca de 18% de los casos a 10 años de la intervención".

Imagen foto_00000002
La actriz se desarrolló gigantomastia, que es el crecimiento excesivo del tejido mamario.

Según explica el profesional, "es fundamental considerar que el uso de implantes desproporcionados a la anatomía de la paciente puede conllevar cuadros de dolor crónico en cuello, hombros y espalda debido, principalmente, a los cambios posturales inevitables que lleva el cambio de centro de gravedad por el mismo peso de los implantes".

La tendencia creciente de las mujeres de ejercitarse, las ha hecho ser conscientes de que tener unas mamas muy grandes les dificultará el realizar actividad física y la imagen idealizada de una mujer en forma claramente no es la de una con mamas grandes, dando cuenta así de los cambios culturales respecto al aspecto físico que han ocurrido en los últimos años.

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO:

¿Mucho o poco? Sácale partido a tu busto con estos trucos ¡Te sorprenderás!