Métodos anticonceptivos, ¿cuál es el mejor para mí?

Te brindamos toda la información que necesitas si estás pasando por este proceso.

Por: Carmen Deliz Maldonado Rodríguez

Una de las desiciones más difíciles para la mujer puede ser seleccionar el método anticonceptivo más adecuado en la prevención de embarazos. Existen muchos, sin embargo, todos tienen sus ventajas y desventajas.

La clínica Prevén, que pertenece al Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico, compartió en su portal información de los métodos más populares en la Isla.

Prevén tiene más de 13 clínicas alrededor de Isla y ofrece los métodos anticonceptivos a un bajo costo, ya que recibe fondos federales para el beneficio de toda la comunidad.

Por eso, te brindamos toda la información que necesiras saber si estás pasando por este proceso. ¡Échales un vistazo a los métodos mientras decides cuál de ellos es el mejor para ti!

 

Condón:

Imagen foto_00000001

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Es el método más común y sencillo de utilizar. Se coloca sobre el pene erecto actuando como barrera en las relaciones sexuales.

PROS: El conocido "sombrerito" ayuda a prevenir embarazos y enfermedades de transimisión sexual si se usa correctamente. Los hay de diferentes tamaños, colores, sabores, formas y con espermicidas. Su costo es bajo.

¡Son gratis en la clínica Prevén!

CONTRAS: Interrumpe la relación sexual y se puede romper. Las féminas alergicas al látex no deben utilizar los condones hechos con este material.

 

Pastillas:

Imagen foto_00000002

Se debe tomar una pastilla todos los días a la misma hora, si es posible, para un mejor funcionamiento. Este método libera hormonas que evitan que los ovarios liberen óvulos.

PROS: Con solo tomar una pastilla cada día no tienes de qué preocuparte. Su costo es bajo.

Los tres primeros meses son gratis en la clínica Prevén.

CONTRAS: No te protege contra las enfermedades de transmisión sexual. Si se te olvida consumir una pastilla estás en riesgo de quedar embarazada. Aumenta tu apetito, por lo que, si no tienes control, puedes aumentar de peso. Puede ocasionarte brotes y manchas en el rostro.

 

Parcho:

 

 Imagen foto_00000003

 

Se coloca semanalmente en la piel para prevenir el embarazo. Funciona liberando hormonas en la piel.

PROS: Puedes colocarlo en cualquier parte de tu cuerpo. Es cómo y flexible.

CONTRAS: No es costoefectivo. Si tu plan no lo cubre, debes comparlo semanalmente. Al ser un método hormonal (que libera hormonas), tiene las mismas desventajas: aumento de apetito y acné. No te protege contra las enfermedades de transmisión sexual.

 

Anillo vaginal:

 Imagen foto_00000004

 

Se inserta en la vagina y debe permanecer allí durante tres semanas. Una vez cumplidas las tres semanas, se extrae para que el periodo menstrual pueda llegar. Cuando se cumplan los siete días sin el anillo, se introduce otro.

PROS: No tienes que ir al ginecólogo para que te lo ponga. Tú misma lo insertas desde la comodidad de tu hogar.

CONTRAS: Alto costo. Los planes médicos no lo cubren y su costo sobrepasa los $150, aproximadamente. Se puede salir durante el acto sexual, mientras se quita un tampón o en el esfuerzo de defecación. No te protege contra las enfermedades de transmisión sexual.

En la clínica Prevén es donde más barato lo puedes conseguir: $50.

Inyección:

 

Imagen foto_00000005

Un profesional de la salud te la inyecta. Su efecto tiene una duración de tres meses. Al pasar los tres meses, debes regresar a tu médico parta que te vuelvan a inyectar.

PROS: Puede ser utilizada por madres lactantes sin afectar la producción de leche. Durante tres meses no tienes de qué preocuparte desde el momento en que te inyectan.

En la clínica Prevén ¡es gratis!

CONTRAS: Pueden ocurrir tres situaciones: no ver el periodo durante los tres meses, sangrar excesivamente entre los periodos o recibir el periodo normalmente. No te protege contra las enfermedades de transmisión sexual.

 

Dispositivo intrauterino:

 Imagen foto_00000006

 

Hay dos tipos: uno hormonal y otro de cobre. Es colocado en el interior del útero y puede permanecer allí durante cinco o 10 años. Este método impide que el espermatozoide fecunde al óvulo.

PROS: En el caso del dispositivo intrauterino de cobre, es el único método libre de hormonas, además del condón. Así que puedes librarte de los efectos que causan las hormonas.

CONTRAS: Es colocado únicamente por un ginecólogo. Aunque para todos los métodos, exceptuando el condón, debes ser evaluada por un médico, en este caso la evaluación es más rigurosa. Debes monitoriarlo cada cierto tiempo para saber si está bien. No te protege contra las enfermedades de transmisión sexual.

Es el más caro de todos. Su precio es de $500, aproximadamente. Mientras que en la clínica Prevén, después de un largo proceso médico, lo puedes conseguir gratis.