Salud

Operación de manga gástrica: ¿Una alternativa contra la obesidad?

Bajar de peso es difícil: implica compromiso, autocontrol y fuerza de voluntad. Si bien muchas veces basta con hacer dieta, hay otras instancias en que perder peso se torna más complejo y se debe recurrir a las intervenciones quirúrgicas. El Dr. Andrés Bottinelli, médico cirujano de Clínica Ciudad del Mar, sostiene que la manga gástrica se perfila como una buena alternativa, pues es poco invasiva, favorece la cicatrización y tiene una rápida recuperación.

La obesidad es una enfermedad crónica, y pese a que es una condición médica individual, se ha transformado en un serio problema de salud pública. Para poder combatirla hay diferentes técnicas y la cirugía se convierte en una posibilidad real de tratamiento cuando los métodos no quirúrgicos, como la dieta, la actividad física y/o el tratamiento farmacológico fracasan y no dan resultados.

En este sentido, la manga gástrica ―como parte de las cirugías mínimamente invasivas― es una técnica quirúrgica bastante nueva en Chile y en el mundo, que se realiza a través de una incisión desde la zona umbilical (cicatriz natural del cuerpo), con un diámetro aproximado de 3 centímetros y mediante un trocar especialmente diseñado, que permite el paso de los diferentes instrumentos laparoscópicos, sin dejar cicatrices visibles, con un post operatorio normal y una rápida integración a las actividades habituales.

Te puede interesar 

Sobrepeso en Chile: ¡En marzo empiezo la dieta!

Estas son las causas de la Obesidad

Fotos de modelo con obesidad mórbida causan polémica en redes sociales

 

De acuerdo al Dr. Andrés Bottinelli, médico cirujano de Clínica Ciudad del Mar, este tipo de operación es muy útil, pues entrega buenos resultados y disminuye no sólo el exceso del peso corporal, sino que también para tratar factores de riesgos relacionados, como la hipertensión, el colesterol elevado, la insulinoresistencia, apnea del sueño y diabetes.

 

Imagen foto_00000004

En qué consiste una manga gástrica

La gastrectomía vertical es un procedimiento que remueve entre el 75% y 80% del estómago, dejándolo más delgado y tubular. Esta operación se realiza por medio de la laparascopía y es la cirugía bariátrica más popular en Chile, debido a los satisfactorios resultados que se obtienen.

Por medio de ella se lleva a cabo el multipuerto clásico, donde el procedimiento se practica a través de cuatro o cinco pequeñas incisiones. En conjunto con la cirugía de puerto único constituyen un avance médico y estético importante, presentando una gran ventaja respecto a la cirugía tradicional abierta.

"Ésta es una técnica segura y con resultados significativos en las enfermedades metabólicas, como hipertensión arterial, dislipidemia, isulinoresistencia y diabetes. Lo que se quiere lograr por medio de esta intervención es ayudar a las personas, mejorando su calidad de vida y disminuyendo su riesgo cardiovascular", puntualiza el Dr. Bottinelli.

 

Imagen foto_00000003

Quiénes pueden optar a esta cirugía

En cuanto a los pacientes que pueden elegir este tipo de cirugía, el profesional indica que la manga gástrica transumbilical está sugerida para pacientes obesos, con un índice de masa corporal ―IMC― mayor a 30. Además de requerirse una evaluación de cada caso, ya que no todos los pacientes pueden optar a este tipo de cirugía por motivos técnicos.

En este sentido, en Clínica Ciudad del Mar existe un Centro de Tratamiento de Obesidad, que cuenta con un Comité de Obesidad, enfocado a dar una solución integral a través de un trabajo coordinado de un equipo multidisciplinario, compuesto por psicólogos, nutricionistas, kinesiólogos y cirujanos, entre otros.

 

Imagen foto_00000001

 

Cuidados posteriores

Las indicaciones para el post operatorio dependerán de cada paciente. Aunque en términos generales, los primeros veinte días son de reposo relativo, donde hay que dejar la cama de a poco. Luego del primer mes se pueden hacer deportes, pero la exigencia variará de acuerdo a la evolución de cada persona.

Después de la intervención, es necesario el control con el equipo médico tratante, de modo que se vaya evaluando el grado de avance de cada paciente. "Se estima que el 30% de los operados tienen un efecto rebote luego dos años, mientras que el 70% restante está feliz y sin sus enfermedades asociadas", manifiesta el profesional.

El Dr. Andrés Bottinelli detalla que es importante este control, de modo que se puedan prevenir una serie de riesgos, como lo son las fístulas de las suturas, trombosis venosa, sangrado post operatorio y mortalidad (un 1%).

"La operación es un aporte importante para ayudar a las personas a estar saludables. Sin embargo, ésta debe ir acompañada de un cambio en el estilo de vida de cada uno. Un desenlace exitoso depende del cuidado y la disciplina con que se sigan las indicaciones médicas", puntualiza el cirujano de Clínica Ciudad del Mar, Dr. Andrés Bottinelli.