Salud

Cómo saber si tu hijo podría padecer sordera

La sordera es una enfermedad que, en apariencia, no presenta síntomas evidentes por lo que dificulta su detección y atención temprana

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) 360 millones de personas en todo el mundo padecen una discapacidad auditiva, de ellos, 31 millones son niños menores de 14 años. 

        DESCUBRE MÁS 

 

De acuerdo con los expertos de 'Te escuchamos' las causas de pérdida de audición y sordera se pueden dividir en congénitas y adquiridas.

Causas congénitas

Las causas congénitas determinan la pérdida de audición en el momento del nacimiento o poco después. La pérdida de audición puede obedecer a factores hereditarios y no hereditarios, o a complicaciones durante el embarazo y el parto, entre ellas:

-Rubéola materna, sífilis u otras infecciones durante el embarazo

-Bajo peso al nacer;

-Asfixia del parto (falta de oxígeno en el momento del parto)

-Uso inadecuado de medicamentos ototóxicos (como aminoglucósidos, medicamentos citotóxicos, antipalúdicos y diuréticos) durante el embarazo; e

-Ictericia grave durante el período neonatal, que puede lesionar el nervio auditivo del recién nacido.

Causas adquiridas

Las causas adquiridas pueden provocar la pérdida de audición a cualquier edad. Estas pueden ser:

-Algunas enfermedades infecciosas, por ejemplo la meningitis, el sarampión y la parotiditis, pueden ocasionar pérdida de audición, principalmente en la niñez.

-La infección crónica del oído, que generalmente se manifiesta por supuración ótica, puede causar pérdida de audición. En algunos casos esa infección puede conllevar complicaciones graves, tales como absceso cerebral o meningitis, que ponen en peligro la vida.

-La presencia de líquido en el oído (otitis media) puede causar pérdida de audición.

-El uso de medicamentos ototóxicos a cualquier edad, incluidos antibióticos y antipalúdicos, puede provocar daños en el oído interno.

-Los traumatismos craneoencefálicos o de los oídos pueden causar pérdida de audición.

-La exposición al ruido excesivo, por ejemplo el de una maquinaria ruidosa o la música a un volumen muy alto, así como otros ruidos fuertes, como disparos o explosiones, pueden menoscabar la audición.

-La pérdida de audición relacionada con el envejecimiento (presbiacusia) se debe a una degeneración de las células sensoriales.

-La obstrucción del conducto auditivo producida por cerumen o cuerpos extraños puede causar pérdida de audición a cualquier edad. Ese trastorno suele ser leve y se puede corregir fácilmente.

En los niños, la otitis media crónica es la principal causa de pérdida de audición.

Con los bebes y niños se debe tener cuidado y atender cualquier infección del oído y consultar al pediatra para tratarla de inmediato y seguir todas las recomendaciones. Si el tímpano esta perforado, se debe evitar mojar el oído en la ducha o en piscinas por varios meses. Cuando este resfriado el niño, hacer los tratamientos para evitar que se compliquen los oídos, no dejarlos a medio camino cuando se vea alguna mejoría.

Ante cualquier sospecha, la madre debe informar al médico que hace control de crecimiento y desarrollo y exigir pruebas auditivas para descartar sordera. Estas pruebas varían dependiendo de la edad.

En los niños y adolescentes, se recomienda evitar la exposición prolongada con auriculares, Ipods, Ipads, etc. con música o videojuegos. La exposición prolongada afecta la audición a corto, mediano y largo plazo, afectando la salud auditiva.

Síntomas de alerta de déficit auditivo

  • Existe historia familia de problemas de audición.
  • Ha requerido tratamiento en cuidados intensivos neonata por algunos días.
  • Ha presentado ciertas enfermedades que podrían causar pérdida auditiva: meningitis, paperas, citomegalovirus, rubeola en embarazo.
  • Tu niño no responde a indicaciones verbales, seguimiento de instrucciones, juegos sonoros, canciones o diálogos.
  • Tu bebé observa atentamente su entorno pero no reacciona a ruidos.
  • Ha tenido tratamientos con antibióticos o medicamentos que pueden causar pérdida auditiva como efecto secundario.
  • Utiliza el mismo oído para ver tv o escuchar música.
  • Hay retraso en el lenguaje con respecto a niños de su edad.
  • la pronunciación de palabras frecuentemente es incorrecta
  • No responde facilmente a lo que le puedes cuando el ambiente tiene mucho ruido
  • Se deben repetir instrucciones varias veces, desde la edad escolar.