Si buscas bajar de peso, empieza por tu refrigerador o nevera

La especialista en Nutrición, Julia Salinas Ducker, nos dice cómo acomodar el refrigerador y la alacena para facilitar el inicio de una vida más saludable

Por Tania M. Moreno

La doctora y especialista en Nutrición y vocera de Tupperware Brand México, Julia Salinas Ducker, señala que para iniciar con el pie derecho lo primero es organizar la alacena y el refrigerador.

"El primer paso es organizar el refri y la alacena sacando los alimentos hipercalóricos, limpiando y acomodando estos espacios, pues en la manera en que todo esté visible y de fácil acceso podremos crear nuevos hábitos saludables de una manera más fácil", señaló la doctora.

       DESCUBRE MÁS:

Un buen tip para comenzar a organizar el refrigerador es tener las frutas y verduras frescas a la mano, para lo que los recipientes herméticos o tuppers son de mucha ayuda. "Los pepinos o zanahorias picadas y a la mano ahorran tiempo y evitan que caigamos en tentaciones", dice la especialista en nutrición.

Otra alternativa es colocar un tupper para el queso blanco, las salchichas de pavo y pechugas en un espacio determinado del refri, pues esto permite tener las proteínas a la mano.

Para quienes disponen de poco tiempo, una de las opciones es preparar comida según el gusto y congelarla por algunas semanas, de manera que no será necesario hacer porciones de manera constante. Para esta opción existen algunos recipientes que vienen con marcadores especiales, de manera que cada persona puede estar segura del tiempo que la comida lleva almacenada. Esto también te ayuda a ahorrar dinero, pues evita el desperdicio de comida.

"Ésta es una alternativa muy efectiva, pues sabes cuándo preparaste un alimento determinado y cuando llegas a casa, cansado de un día de trabajo, sólo debes tomar la porción que vas a comer sin invertir mucho tiempo y contribuyendo a una alimentación más sana", asegura Salinas Ducker.

La especialista recomienda además cambiar las cajas de la alacena por recipientes herméticos para evitar la humedad y contaminación de los alimentos. "Recomiendo guardar semillas, granos y cereales en tuppers transparentes para mantenerlos a la vista y evitar que la comida se haga vieja o se infecte".

Otro de los consejos de la especialista es mantenerse siempre bien hidratado, pues el agua ayuda además a desintoxicarse. Para este fin puedes cargar con un vaso o termo que rellenable, así evitas comprar botellas de agua. "Tener tu propio envase es más económico y ecológico, además de que tomar la suficiente cantidad de agua natural en lugar de refresco o café es indispensable para recuperarse de los excesos decembrinos", dice la doctora.

MÁS: ¿Cuánta agua deberías de beber diariamente?

Julia Salinas Ducker señala que se deben comer al menos cinco veces al día, y que no se deben dejar más de 4 horas sin ingerir alimento, pues cuando está en ayuno el cuerpo entra en modo de ahorro de energía, con lo cual es más difícil bajar de peso. "El secreto es comer poco pero constante para no activar las reservas de grasa del cuerpo".

La especialista llama a evitar las salsas y químicos en los condimentos, pues mientras más salsas y aderezos hay en los alimentos, se estimula el cerebro activando el deseo de comer, lo que evita la sensación del hambre. Una alternativa es consumir salsa casera y sustituir aderezos por yogurth natural o aceite de oliva.

Finalmente la doctora Salinas Ducker recuerda que otro apoyo para la organización de los alimentos es llevar de la manera más práctica el lunch a la escuela o la oficina, ya que de esta manera podemos aprovechar los recursos disponibles para cuidar mejor nuestra salud.