Estos son los cuidados que debes tener con tu zona genital este verano

El calor, el sudor, la piscina, la arena y el mar crean un ambiente perfecto para la proliferación de infecciones en la zona íntima. Para evitar estas molestias, te invitamos a revisar estos consejos que te ayudarán a seguir disfrutando de este verano.

La llegada del verano significa diversión, panoramas al aire libre, paseos a la playa y días enteros sumergidas en la piscina.

Aunque a veces estamos más pendientes de elegir el traje de baño adecuado o de proteger la piel del sol, se nos olvida la importancia de cuidar la zona íntima. El mar o los baños en la piscina podrían provocar infecciones en el área genital si no tenemos las debidas precauciones.

destinationtips660x650.jpg

destinationtips.com

Odette Freundlich, directora del Centro Mi Intimidad y experta en disfunciones de suelo pelviano y sexualidad, entrega algunas pautas y consejos para cuidar mejor la zona genital en la época de calor:

Arena y sal de mar

La sal del mar y la arena pueden producir irritación en el área genital, más aún si estos permanecen por un prolongado periodo de tiempo. Evita estar con traje de baño por períodos muy prolongados y siempre lleva dos de éstos para que te puedas cambiar.

También es recomendable ducharse para sacar la arena y la sal, además de secar bien la zona íntima.

Cuidado con el jabón

Lo ideal es no usar jabón, pero si estas acostumbrada y no puedes dejarlo, debes elegir un jabón de cuidado íntimo, ojalá neutro o hipo alergénico, que contenga el PH adecuado para el área vaginal y luego debes secarte muy bien.

¡No a los desodorantes íntimos!

Es muy malo usar desodorantes o duchas vaginales, pues estas pueden producir irritación en el área, alergia, cambiar el PH vaginal, alterar el equilibrio bacteriano propio de la vagina, favoreciendo las infecciones.

Infecciones urinarias

Es mucho más frecuente que se produzcan en las mujeres que en los hombres, debido a que la uretra femenina es mucho más corta que la masculina. Además, el perineo -el espacio que separa al ano de la vagina-  por lo general mide tres centímetros.

Frecuentemente se arrastran gérmenes o bacterias desde el ano hasta la vagina y la uretra que ascienden hasta la vejiga, lo que causa infecciones urinarias bajas o también, puede llegar hasta los riñones.

infeccionesurinarias660x650.jpg

nedik.com

En el verano aumentan las infecciones vaginales y genitales, por el exceso de calor, sudoración  y humedad en el área. Además, tomamos más líquido, orinamos con mayor frecuencia, pudiendo quedar más cantidad de residuo de ésta en los genitales.

Lo que se recomienda es mantener una adecuada higiene genital, ojalá lavarse después de orinar o defecar y limpiarse de adelante hacia atrás.

Si presentas síntomas de infección urinaria, como orinar con frecuencia, ardor o dolor en la zona genital, sangre o incluso fiebre, deberás consultar a un especialista para que te entregue los medicamentos necesarios.

Cuidado con el sudor

La sudoración o el exceso de humedad pueden causar irritación e infecciones en el área genial, pues ese es el ambiente que atrae gérmenes o bacterias para reproducirse.

Se recomienda ropa interior de algodón, dormir sin calzones para ventilar el área, no usar medias de nylon sin ropa interior debajo y mantener el área genital seca.

Usar protectores diarios sin malla plástica

Estos tipos de protectores con malla favorecen la aparición de gérmenes y bacterias que irritan la piel y, además, producen mal olor. Se recomienda no usar tampones o toallas higiénicas con perfume.

nrm1407662634tampon660x650.jpg

© Cosmopolitan UK

La especialista sugiere lavar los calzones en la ducha con jabón neutro y secarlos al viento o sol, no en la secadora de ropa, para evitar la aparición de gérmenes.

Además, no debes utilizar suavizantes perfumados ni mucho menos detergente para lavar la ropa interior , ya que produce irritación en los genitales.