¿Son peligrosos los transgénicos? Acá, todo lo que debes saber

Los alimentos transgénicos han generado controversias en todo el mundo, por su impacto en lo social, político, ético y económico. Frecuentemente escuchamos comentarios y leemos información contradictoria, generando prejuicios o preferencias infundadas. Entonces, partamos desde cero: ¿Qué son los transgénicos?

Por María José Jara, coordinadora de Extensión de la Escuela de Nutrición de la Universidad Mayor

Los cultivos transgénicos son plantas a las que se les ha introducido uno o más genes de otra especie, con el fin de mejorar sus características productivas o nutricionales. Por ejemplo, una planta transgénica tiene mayor resistencia ante el uso de herbicidas y es menos susceptible a plagas.

Más: Todo sobre los batidos crudos ¿Qué tan buenos son para cuidar la línea?

Para producir alimentos transgénicos se utiliza la biotecnología: un conjunto de herramientas y técnicas de manipulación de eventos o entidades biológicas. En la industria farmacéutica, es la responsable de los avances en vacunas, anticuerpos, enzimas, hormonas y en terapia génica contra algunas enfermedades. En la industria alimentaria se utiliza para desarrollar enzimas y aditivos.

La mayor discusión sobre los alimentos transgénicos es si son inocuos para la salud. En general, debemos considerar que la transgenia es una técnica más de mejoramiento vegetal y que a lo largo de la historia se han generado mutaciones genéticas de selección natural en muchos organismos. La humanidad ha consumido estos productos transgénicos naturales sin ningún daño aparente. Además, los genes que se utilizan y que están disponibles en el mercado son inocuos y están certificados por entidades serias. Esto es sumamente importante: la inocuidad debe ser evaluada caso a caso y los alimentos transgénicos son y deben ser estudiados en cuanto a su seguridad previo a su comercialización.

Cuando se consume directamente el producto creado mediante biotecnología, por ejemplo, frutillas, tomates o choclos que se hicieron resistentes a la infección por gusanos gracias al agregado de un gen, se está consumiendo un organismo transgénico. No obstante, con la mayoría de los productos transgénicos no ingerimos el alimento, sino lo que se extrae de él. Por ejemplo, el aceite de soya, el azúcar de la remolacha son hechos con transgénicos pero sus derivados no contienen material genético, es decir, no son transgénicos. La diferencia está en que de un cultivo manipulado se extraerá más azúcar (porque es más resistente a las heladas, a las plagas, etc.) que de uno común.

Actualmente, no se ha autorizado la venta de alimentos transgénicos cuyas modificaciones potencian ciertas características nutricionales, ya que las legislaciones vigentes no están convencidas de su inocuidad en el tiempo, pero sí se comercializan de forma habitual vegetales que han sido manipulados para ser resistentes a herbicidas o a insectos.

Más: Celulitis en brazos o rodillas: Cómo eliminarla de los lugares donde no debe estar

Otra postura dice que estos alimentos podrían tener un riesgo potencial de resistencia a antibióticos. Es lógico pensar que si consumimos un alimento resistente a pesticidas, estos genes podrían transferirse y hacer que, por ejemplo, nuestra microflora intestinal se haga resistente a algunos antibióticos. Aunque esto no se ha observado en la práctica, no podemos descartar la posibilidad de que en algún caso suceda.

De todas maneras, debemos estar conscientes de que a futuro el correcto uso de la biotecnología permitirá obtener alimentos más completos y sanos, que contengan una mayor variedad de nutrientes; permitirá cultivar en ambientes que presenten condiciones adversas; permitirá mejorar la producción de alimentos y la economía; y debería generar beneficios ambientales gracias al mejor aprovechamiento de los suelos y al menor uso de productos potencialmente contaminantes, como pesticidas, herbicidas, etc.

No debemos cerrarnos a este tema sino que mantenernos al día, para que seamos consumidores responsables y tomemos decisiones informadas.

Más

¡Limpia tu cuerpo! 15 alimentos detox que deberías consumir todo el año

Include SSI