Los factores encubiertos que pueden causar depresión

Cosas que hacemos o sentimos día a día que nos pueden afectar y hacernos caer en un estado permanente de profunda tristeza.

La depresión es una enfermedad grave y complicada. Mucha gente que la padece se siente discriminada o juzgada por los demás. No faltan los comentarios tipo: “todos tenemos depresión a veces, es normal”.

No es normal tener depresión y como es una enfermedad, hay que tomarle el peso que merece. Sabemos que hay varios factores que pueden provocarla; hay causas genéticas, personas o situaciones del entorno que lo gatillan o experiencias personales que generan que caigamos en un estado permanente de profunda tristeza.

tumblrl813b5atiu1qcrbp2o1500660x650.jpg

© Live Journal

Sin embargo, también hay más elementos que, aunque no nos demos cuenta, pueden ser los que hacen que pasemos por estados depresivos o que directamente, generan una depresión grave que necesita tratamiento médico.

Dolor o enfermedades crónicas

El dolor físico es uno de los factores más recurrentes de depresión. Muchas personas que viven con dolores permanentes, se desmotivan y pierden energía física y mental por esa razón. Vivir con un dolor crónico puede causar depresión, por eso es muy importante que escuches a tu cuerpo cuando te da señales.

Malos hábitos y vicios

A nadie le gusta depender de algo para sentirse bien. Las personas que fuman o beben, no sólo pueden sentirse culpables luego de hacerlo, sino que también se juzgan mal a sí mismos por no ser capaz de dejar esos hábitos que saben que son dañinos.

Demasiado trabajo, poca diversión

Hay gente que ama su trabajo, pero de todas maneras, todos necesitamos divertirnos y recrearnos. El exceso de trabajo no sólo te desgasta físicamente, sino que también te hace encerrarte en ti misma y cuando algo falla, puede que todo tu mundo se derrumbe.

Ser demasiado complaciente

No sólo quieres hacerlo todo bien en el trabajo, sino que además te esfuerzas con cumplir con todos los compromisos sociales que tienes. ¿Cuándo te dedicas a ti misma? Hacer cosas para complacer a los demás puede ser dañino para tu autoestima y también, a largo plazo puede generar estados depresivos.