Tips: ejercicio para principiantes. ¿Cómo empezar?

¿Es tu primera semana de ejercicio? Hazlo más fácil con estos consejos.

La mayoría de las personas, cuando empezamos a hacer ejercicio, no tenemos a nuestro alcance un entrenador personal que nos explique con peras y manzana cómo, cuándo y por dónde debemos empezar.  Lo hacemos por puro feeling: corremos un poquito, hacemos abdominales en casa o las famosas squats, estiramos y ¡listo!

Hacer mínimo 30 minutos de ejercicio al día es lo que todos dicen, pero no significa que sea suficiente. Nada como hacer una rutina completa (que seguro dura mínimo una hora), aunque vaya de menos a más intensidad. No es fácil, pero con los siguientes tips le agarrarás la onda más rápido.

Tómalo con calma

Empieza lento, no se trata de una competencia para ver qué tanto resistes. Ponte objetivos alcanzables y toma en cuenta que lo importante es mantener un ritmo gradual ascendente. Puedes empezar con 2 series de 15 repeticiones por cada ejercicio y poco a poco ir incrementando.

Cambia de rutina poco a poco

Dale la oportunidad a tu cuerpo de adaptarse. No hagas un tipo de ejercicio un día y lo cambies al día siguiente. Trata de mantenerla mínimo un mes antes de modificar tu rutina.

Intervalos

Una vez que agarrando el ritmo, seguramente querrás hacer todo más rápido. Si corres, entonces métele velocidad durante un minuto y luego regresa al ritmo normal. Igualmente en cualquier tipo de ejercicio. Los intervalos de alta velocidad te ayudan a quemar más grasa.

Agenda tus días y horas

Así como planificas tu día con citas de trabajo, incluye tus sesiones de ejercicio en la agenda y dales la misma prioridad e importancia que otras.

Tu reto es convertirlo en hábito

Si logras hacer ejercicio todos los días a la misma hora, es cuestión de días para que se convierta en un hábito. Hasta entonces habrás superado la prueba más difícil.

No te concentres en perder peso

Probablemente no pierdas peso en un inicio, y esto puede frustrarte demasiado hasta el grado de desanimarte. Debes saber que parte del reto es mejorar tus hábitos en todos los sentidos. Tu primer foco debe ser la constancia, después te ocupas de la pérdida de peso.

Premia tu esfuerzo

Arma un programa de recompensas. Por ejemplo, si aguantas “equis” cantidad de sentadillas te podrás cumplir algún antojito.

Come muy bien

Mucha gente sigue sin creer que lo que comes es fundamental para lograr o no tu objetivo en el gimnasio. Mientras haces de tu rutina un hábito, procura ayudarte con proteína y muy buena hidratación.

Calienta bien

Si calientas lo suficiente antes de iniciar con tu rutina, todo será pan comido. Presta mucha atención a tus rodillas y caderas.

Inscríbete a una carrera

Si no te gusta correr, este puede ser el pretexto ideal para comprar tus tenis, todo tu outfit de corredora y ponerte las pilas. El ambiente de las carreras es increíble y súper motivador. Así que no importa el lugar en el que llegues, siempre habrá porra para ti.

Comparte tus propios tips con nosotros y cuéntanos si has logrado hacer del ejercicio un hábito.