¿Qué hacer con los ataques de ansiedad?

Si tiendes a sufrir crisis nerviosas o ataques de ansiedad, así es como puedes reaccionar.

El exceso de estrés o nerviosismo por alguna situación emocional, puede llegar al extremo si no logramos mantenernos en control. Los ataques de ansiedad aparecen con síntomas diversos como aceleración de pulso o taquicardias, falta de aire, hiperventilación, bochornos, sudoración, hormigueo, mareos, etc.

Este tipo de ataques son impredecibles y su duración va desde 5 a 30 minutos. Como generalmente derivan de algún disturbio psicológico, lo mejor es actuar de manera preventiva manteniéndonos relajados. Esto lo podemos lograr si nos encontramos en ambientes tranquilos.

Controlar la respiración, hacer ejercicios de meditación o yoga y la terapia de visualización, nos ayudan a mantener nuestro equilibrio. Pero claro, es una disciplina que requiere mucha concentración, pero sobre todo disposición.

Es importante entender que la ansiedad llega de la incapacidad de ubicarnos en el presente y un intento fallido por acelerar el tiempo para hacer determinada cosa o llegar a un momento específico.

¿Cómo actuar?

Una vez que detectas los síntomas, puedes hacer lo siguiente:

  • Lo principal es regular la respiración. En ese momento estás con el corazón a todo lo que da, sólo respirando es como lograrás estabilizarte. Si de plano no puedes respirar, apóyate con una bolsa de papel. Repítalo hasta que sientas un cambio en tu ritmo cardíaco.
  • Distrae tu cabeza del problema principal. Puedes hacer ejercicios como contar del 100 a 1 de 3 en 3, o cantar la letra de tu canción favorita.
  • Trabaja con la tensión y relajación de tus músculos. Empieza con los de tu cara, tensando por 10 segundos y luego relajando cada uno.
  • Reconoce tu ansiedad antes de intentar evadirla. Siéntela pero no entres en pánico, sólo date cuenta que estás bien y lo que existe a tu alrededor no representa ninguna amenaza.
  • Pinta, dibuja, llama a un amigo o haz cualquier cosa que te saque del círculo vicioso en el que te encuentras. De preferencia, algo que te guste mucho como un pasatiempo.
  • Escucha música que te relaje, si te encanta el hip hop y el reggaetón, déjalos para después. En este momento es mejor algo como sonidos de la naturaleza o canciones de ritmos lentos.
  • Aumenta tu producción de endorfinas haciendo un poco de ejercicio. Ponte unos tenis y ¡a correr!

Si los ataques son recurrentes, lo mejor es que acudas con un terapeuta para que te ayude. El proceso para combatir la ansiedad es lento, así que date tu tiempo para hablar con alguien que pueda darte una solución y no confundirte más.