5 razones para cambiar el auto por la bicicleta hoy mismo

Si todavía no tienes claro por qué deberías subirte a la bicicleta, te dejamos una lista que de seguro te convencerá de hacerlo.

Es el primer vehículo que aprendemos a manejar y el que deberíamos usar siempre. Moverse por la ciudad en bicicleta es una opción que muchas personas han tomado no sólo como método de transporte, sino que como un estilo de vida.

La bicicleta puede convertirse en tu mejor amiga y compañera; te lleva a donde quieras, te obliga a mover y usar tu cuerpo, y además, es un excelente método para no gastar de más en gasolina o transporte público.

Si tienes ganas de cambiar el auto por la bicicleta, pero aún no te convences al 100%, te damos cinco razones por las que deberías hacerlo hoy mismo. Sólo nombraremos cinco, pero los beneficios que obtendrás de este cambio serán muchísimos más.

1. Te alejarás del estrés y del tráfico

El auto te da comodidad, pero te quita energía y paciencia. Si manejas todos los días, tienes que lidiar con un tráfico infernal y con conductores imprudentes, es probable que tus niveles de estrés sean más altos de lo que deberían ser. La bicicleta no sólo te da más energía, sino que te evita todos esos malos ratos.

2. Ahorrarás mucho dinero

Trasladarse, sobre todo en las grandes ciudades, no es nada barato. Si cambias el auto por la bicicleta no sólo ahorrarás dinero, sino que tendrás más conciencia de cómo, cuándo y para qué lo usas.

3. Te vas a ejercitar todos los días

Si eres de esas personas que odian los gimnasios, subirte a la bicicleta te va a salvar de ese martirio. Puedes usar tu bicicleta para ir y volver del trabajo todos los días, y en poco tiempo notarás que tienes mejor estado físico y piernas más tonificadas.

 4. Aumentarás tu autoestima y autoconfianza

El ejercicio siempre te hará bien, y si lo haces todos los días, vas a comprobar que eres tú quien dirige su propia vida. No necesitas máquinas o dinero para moverte, sólo tu cuerpo y voluntad.

5. Vas a descubrir lugares y detalles de tu ciudad que antes ignorabas

Cuando te subes al auto, tienes la opción de cerrar las ventanas, poner la música muy fuerte e ignorar todo lo que pasa a tu alrededor, excepto el tráfico. La bicicleta te conecta con tu entorno, te acerca a esos detalles que no puedes apreciar desde el auto o el autobus.