Cambia las pasas por el ejercicio para tener memoria de elefante

Además de todos los otros beneficios que tiene el deporte, practicarlo regularmente es una excelente opción para aquellos que tienen mala memoria.

Tener mala memoria puede ser un problema. A pesar de que a todos se nos olvidan algunas cosas a veces, la memoria se puede ir deteriorando de forma progresiva por varias razones.

El estilo de vida, los buenos o malos hábitos que tenemos y también, lo que hacemos para tratar de mantener un cerebro sano; todo esto puede afectar directamente la calidad de la memoria, y dentro de lo que podamos, deberíamos prestar más atención a nuestra capacidad para recordar.

Puede que comer pasas sea bueno, pero potenciar la memoria va mucho más allá de un puñado de uvas secas al día. Si quieres tener memoria de elefante, lo primero que tienes que hacer es mover tu cuerpo.

14631911192e5d89149f6k.jpg

(cc) Mateus Lunardi Dutra / Flickr

Uno de los beneficios directos del ejercicio físico es la oxigenación del cuerpo y del cerebro, específicamente. Al estar más oxigenado, funciona mejor y optimiza nuestras capacidades, entre ellas, la memoria.

Como se detalla en un artículo publicado ayer en The Huffintong Post, el ejercicio impacta positivamente en la salud mental en general. En relación a la memoria, se menciona estudios recientes que comprueban que la mejoría de la capacidad de recordar tiene relación directa con el ejercicio físico.

La explicación radica en que al hacer ejercicio, el hipocampo, zona del cerebro que tiene que ver con la memoria, se haría más fuerte y esta modificación en su tamaño ayudaría a mejorar la capacidad de recordar, sobre todo en adultos mayores.

Otros aspectos positivos del ejercicio en relación a la salud mental son el aumento de la creatividad, mejor humor, más concentración y mejor capacidad de toma de decisiones.