Investigadores confirman que la falta de sueño enjevece

Este estudio liderado por Judith Carroll, especialista de UCLA, demostró con un experimento que la falta de sueño envejece las células más rápidamente.

Cuando pasamos una mala noche, se nota. Hay algunas personas que tienen la suerte de poder dormir poco y pasar desapercibidas, pero para casi todos los demás, una mala noche se traduce en ojeras profundas y ojos hinchados como pelotas de golf.

El concepto de beauty sleep se refiere justamente a esto; al efecto positivo o negativo que una buena o mala noche puede tener sobre nuestro aspecto físico, y también sobre la salud de nuestro cuerpo.

Basándose en esto, la doctora Judith Carroll, profesora asistente en psiquiatría de la Universidad de California, Los Ángeles, llevó a cabo un experimento para determinar cuáles son los reales efectos de la privación de sueño persistente.

27996607593855f78fefz.jpg

(cc) Wiros / Flickr

Para esto, reclutó a 29 personas de edades entre los 61 hasta los 86 años y les planteó el desafío de que pasaran cuatro noches durmiendo muy pocas horas. Se les tomó muestras de sangre cada mañana para así comprobar científicamente cómo la falta de sueño podía afectar su salud.

Los resultados revelaron que con solo una noche de mal sueño, la salud de  las personas de edad avanzada se puede deteriorar significativamente.  Al dormir poco, se activan patrones genéticos en la sangre que aumentan la acumulación de daño en el ciclo de vida de las células.

Este patrón hace que el daño sea acumulativo, por lo tanto, las personas más jóvenes también deben dormir lo suficiente para evitar que se desarrollen problemas más graves en el futuro.