Negaholics: adictos a la negatividad

De acuerdo con especialistas, el pesimismo y la negatividad provocan dependencia. Averigua si eres negadicta.

Las fobias y las adicciones nos obsesionan. Siempre han existido, pero parece que cada vez nos preocupamos más por clasificarlas: les inventamos nombres con malformaciones y enumeramos sus síntomas. Adicción al sexo y al trabajo, nomofobia, chocolismo, tanorexia… La humanidad es un estuche de monerías alarmantes, un desfile de carencias. Ahora con ustedes, la negadicción.

La palabra negaholic se usa para referirse a personas “que se limitan a sí mismas, que se convencen de su incapacidad para conseguir lo que quieren, que sabotean sus propios sueños y deseos“. Proviene de nega (negativo) y holic (adicto). En español, negadicción, para respetar la etimología sacada de la manga. Un negadicto es aquel que depende de la negatividad, “que recurre frecuentemente al ‘no puedo'”.

De acuerdo con la doctora Cherie Carter-Scott, experta en el tema, la negadicción, las actitudes que restringen nuestra propia felicidad “han alcanzado proporciones epidémicas“. Estamos enfermos de mala vibra. Por fortuna, ella ofrece en su sitio web un montón de libros de autoayuda y videos en VHS para ayudarnos a triunfar.

La negadicción es similar a la adicción a la tristeza, pero parece estar aderezada con sentimientos de rencor y antipatía. Se puede ser un tristón empedernido sin manifestar aversión al prójimo. El negadicto, en cambio, guarda resentimiento a quienes lo rodean, es el pitufo gruñón de la clase.

7 señales de que eres negadicta

De acuerdo con con The Bridge Recovery, una clínica especializada en diferentes desórdenes de la personalidad, una persona es negadicta cuando presenta las siguientes señales:

  1. Usa términos negativos para describir situaciones neutrales o positivas
  2. Se preocupa constantemente por problemas presentes, pasados y futuros
  3. Se queja, habla todo el tiempo de lo mal que le ha ido
  4. Prefiere lamentarse a provocar un cambio en la situación
  5. Deja que otros se aprovechen de ella para justificar su resentimiento
  6. Tiene en mente toda una lista de rencores
  7. Se siente atraída hacia gente negativa y organizaciones disfuncionales

O sea que ser negadicto es ser negativo o pesimista. ¿Es que todos los pesimistas, quejumbrosos y resentidos son negadictos? ¿Conocen alguien que no se preocupe por sus problemas? ¿A alguien que haga listas con sus rencores? La imagen es como para una película de Miranda July.

El pesimismo existe. Obnubila y paraliza. Algunos buscan la salida por cuenta propia: se levantan temprano, hacen ejercicio, comen lo mejor que pueden, meditan y ponen la casa en orden. Otros acuden a terapia. Otros más leen libros de autoayuda y asisten a las conferencias de la doctora Cherie. ¿Qué solución prefieren ustedes?