Tips para caminar o correr por primera vez

Seguro el propósito de muchas este nuevo año es mantenerse en forma, sea cual sea la razón, empezar con poco y en lo básico nos permitirá hacerlo. Caminar o correr podría ser el inicio de algo grande.

Ya hemos compartido con ustedes algunos beneficios de correr y caminar anteriormente. Por más que se los digamos e intentemos convencerlas de que es algo bueno, la cuestión es que ustedes deben decidirse a hacerlo. Es más fácil de lo que creen.

Si su deseo este año es hacer ejercicio de una vez por todas, ahora sí pueden hacerlo, se los aseguro. Comenzar un paso a la vez y mantener el hábito constante, harán de ti una campeona. Aquí les dejamos algunos consejos que servirán para que lo logren.

Comienza

La clave de todo es empezar, no tienes que esperar a que sea 1o de enero, o un lunes; puedes hacerlo un 8 de abril si te parece, el caso es decidirte a hacerlo, ponerte esos tenis, ropa cómoda y salir a la calle. Empieza, lo demás viene poco a poco.

De poco a suficiente

¿Ya te decidiste?, ¡Felicidades!. Para quienes quieren intentar correr, no quieras hacer un maratón el primer día. Empieza con 10 minutos, sí, aunque te parezca nada, para alguien que no realiza actividad alguna, 10 minutos entonces podrían representar una gran carrera. Te aseguro que el siguiente día, querrás hacerlo más de 10 minutos y si no, continua así hasta que tu propio cuerpo o circunstancias te vayan pidiendo más. Pasarán de 10 a 15, luego 20, 30 y cuando menos te lo esperes, habrás logrado una hora entera.

Para quienes correr no es lo suyo, caminar es la solución, eso sí; si caminas tienes que hacerlo mínimo 30 minutos al día y no lento, a un paso rápido para que puedas quemar grasas y tu metabolismo se acelere. Así mismo, debes tanto si caminas como corres, utilizar ropa y tenis cómodos; esto permitirá confort y mejor desempeño en los ejercicios.

Hidrátate

En ambos casos, mantenerte hidratada te ayudará a perder minerales que deberás reponer, de esta forma no tendrás calambres y así no te desanimarás a continuar con el ejercicio. Durante el frío es aún mejor que hagas ejercicio ya que no estarás “sacando” agua como si lo hicieras durante la temporada de calor, sino en realidad todas esas toxinas y sales que tu cuerpo necesita desechar.

Escucha música

Lleva contigo algún aparato que te permita motivarte mediante la música. Ésta tiene el poder de animarte, estimular tu resistencia y llevar un ritmo adecuado durante tu carrera o caminata, además te permite distraerte y no estar pensando en cuántos minutos te faltan.

Calienta y termina lento

Antes de correr o hacer ejercicio estira tu cuerpo, prepárate para la actividad que vas a tener, no te toma ni 5 minutos. Cuando acabes, no lo hagas de golpe sino poco a poco, lentamente. Evita lastimarte porque entonces no volverás a salir a hacer ejercicio.

Fuente: iMujer