9 tips para levantarse temprano y el tiempo nos alcance para todo

Llegamos a un punto en nuestras vidas en el que el tiempo no es suficiente para completar todo lo que debemos hacer, y quisiéramos que los días tuvieran más de 24 horas. Pero francamente, ¿realmente no nos alcanza?

No soy una chica madrugadora. De hecho esta soy yo cambiando de posición en la cama cada mañana, hasta que de plano me tengo que levantar.

mujeresdurmiendo.jpg

Foto: Diffussed

Pero claro, después de mi intento fallido por salir a correr y de todas las alarmas correspondientes (como en esta foto):

funnypictureiphonealarmgorunseriouslyfattygorunfinebefatforever.jpg

Foto: veryfunnypics.eu

 

Hace unos días alguien me dijo: “Yo soy de las personas que agradezco porque el día solo tenga 24 horas; si uno se organiza, el tiempo rinde perfecto para todo”.

Definitivamente tiene razón y estoy convencida de que es importante llegar a serlo porque cuando madrugamos, el día es suficiente para todas las actividades; tanto laborales como personales.

Investigando descubrí que un estudio de la revista científica Emotion revela que el famoso refrán “al que madruga, Dios lo ayuda” puede ser (científicamente) cierto; y que “El 70% de las personas pueden adaptarse a uno u otro ritmo según sus costumbres”, y si ese 70% puede, nosotras también.

Así es que dejo algunos consejos que espero nos sirvan para lograr ser todas unas chicas mañaneras:

 

  • Deja preparado todo, una noche antes. Cosas que van desde pensar en el desayuno, tener listo el outfit del día siguiente y lista de pendientes (esto seguro no nos quitará más de 10 minutos antes de dormir).
  • No trasnochar. Después de las 12am no funcionamos, o quizá si, pero no deberíamos forzar nuestro cuerpo y mente al desgaste. Además recordemos que son recomendables de 7 a 8 hrs. diarias de sueño.
  • Haz caso a la alarma (o alarmas). Nuestras peores enemigas, pero podemos ganarles. Levantémonos rápido “de golpe”, sin dejarnos pensar en esos 5 minutos más. Sabemos que si lo hacemos durante 21 días seguidos, se convertirá en un hábito y de los mejores.
  • Despierta temprano gradualmente. Si por lo general, nos levantamos a las 9am, pongamos la alarma al día siguiente a las 8:45am, después 8:30am y así sucesivamente.
  • Mentaliza la hora a la que te quieras levantar durante la noche. Este es un tip que alguna vez leí en una revista de esas sobre curiosidades y aunque no lo crean, a mi me funciona (aunque algunas veces me gana el sueño). Una noche antes me repito “me tengo que levantar a las 6am” hasta que me quedo dormida y si, al día siguiente, le gano a la alarma. ¿Alguien ha oído hablar sobre esto también?
  • Desayuna. Aunque suene trillado, el desayuno es la parte más importante del día. No lo salten; es cuando nuestro cuerpo necesita la energía suficiente para el resto de la jornada.
  • Mantén la misma rutina cada mañana, No siempre improvises. Mantén una rutina que te evite perder tiempo en revisar qué es lo que debes hacer. Ya habrá tiempo para que realices actividades diferentes (después de que hayas dominado el reto de ser mañanera).
  • Tiende la cama al despertar. Esos 3 minutos hacen la diferencia durante el día.
  • Disfruta un momento a solas contigo. Es una delicia levantarte temprano y no escuchar mas que los pájaros que madrugan contigo. Muchos escritores afirman, como lo hacía el mexicano Carlos Fuentes, que preferían levantarse pronto porque les ayudaba a inspirarse. Además, evitas tráfico, prisas, estrés.

 

Mi reto: las 5am. Ya veremos qué tal nos va.

 

 

Foto: avdhessharya/ Diffussed / VeryFunnyPics.eu

Fuente: ElConfidencial.com