Reduce el azúcar en tu dieta para tener una piel más bonita

El primer peligro para tu piel es el sol, y el segundo podría ser el azúcar. Te dejamos aquí algunas razones para tener más cuidado en esos antojos azucarados.

Seguro tienes una rutina diaria de bloqueador solar, cremas, tratamientos naturales y recetas de la abuela para hacer que tu piel sea mucho más linda y suave. Como con todo lo que sucede en la parte exterior de nuestro cuerpo, incluido el cabello, tiene mucho que ver con qué lo nutres.

Vivimos en un mundo de azúcares refinadas. Muchas cosas tienen azúcares añadidas, algunas veces innecesarias. Pero no te das cuenta hasta que las dejas un tiempo, cambias un poco tu estilo de vida, y luego las vuelves a probar.

Tu organismo sabe cuánta azúcar puedes consumir, es sólo que está entumecido porque diariamente recibe demasiado dulce. Pero en serio, déjala una semana o dos y verás las mejorías casi instantáneas en tu piel, además de tu estado de ánimo, porque está demostrado que consumir demasiada azúcar puede causar depresión.

Pero hablemos ahora sobre lo que le hace a tu piel. El primer efecto es la inflamación y esto puede llevarte a tener problemas como granitos, enrojecimiento en la piel e irritación. Si te pasa mucho, lo mejor es dejar las azúcares refinadas y reemplazarlas por fruta o stevia.

Si por aquello de que no tienes problemas de acné, pensaste que te salvabas, mala noticia: el dulce también produce arrugas. Básicamente, el azúcar ataca el colágeno saludable en tu piel. Digamos que se lo come. Y cuando los niveles de colágeno bajan lo suficiente, ocurren las arrugas.

Lo que sigue no tiene que ver sólo con tu piel, sino con todo tu cuerpo: cuando consumes azúcar, alteras los niveles de azúcar en tu sangre. Por lo que es necesario que tu cuerpo libere insulina para regresarlos a la normalidad y hace que tu humor cambie, te sientas enojada o malhumorada. Para prevenirlo necesitas suficiente proteína y fibra.

Si eres fanática de los antioxidantes, sabes que mucho del daño y envejecimiento que nuestro cuerpo recibe se debe a los radicales libres (¿no es increíble lo mucho que nos afecta algo microscópico?). Siempre elige los antioxidantes bajos en azúcar como fresas y moras para que en verdad lleves lo mejor de los dos mundos y ayudes a tu cuerpo.

Por último, la azúcar causa deshidratación. ¿Sufres de ojeras y e hinchazón bajo los ojos?, si no es algo hereditario, podrías echarle toda la culpa a las azúcares refinadas. Muchas por años hemos estado buscando la cura y la fuente del problema estuvo siempre abajo de nuestras narices, cuando nos comíamos un dulce o tomábamos refresco.

Oigan, vale la pena hacer el intento y dejar un poco del lado el azúcar. Como tantas otras cosas en la comida es imposible dejarla por completo, está más a nuestro alrededor de lo que nos imaginamos. Pasa como con los carbohidratos, no los podemos cortar de tajo, pero sí los podemos reducir y buscar lo que nos hace un mayor bien. Recuerden chicas, decisiones inteligentes.

Fuente: Allwomenstalk.
Foto: Japancouture