Cinco razones para convertirte en una Adicta al Mate

Descubre los beneficios de esta bebida que, además de ser una excelente fuente de antioxidantes, es la compañera perfecta en nuestra incansable lucha para perder esos kilitos de más.

De mi infancia, bastante son los recuerdos que tengo ligados al consumo del mate. Todas las tardes, a eso de las 4 pm, mi abuela tenía todo listo para comenzar la ceremonia, en la que ella era la encargada de servir la pócima y dirigir la ronda. (Aún lo hace pero con adeptos más esporádicos)

Desde esa época que tengo conciencia de los beneficios de esta yerba, ligada a la tradición argentina, paraguaya, brasilera y chilena. Así es. Para su conocimiento, en Chile se consumía el mate durante la Colonia junto con el delicioso chocolate caliente, y aún es una bebida muy tradicional en el sur de nuestro país.

Siguiendo con lo que nos atañe, desde esos años adquirí el gusto por este elixir, que además de reunirnos en una buena conversa, posee beneficios indiscutidos sobre nuestra mente y cuerpo. (Les puedo presentar a mi abuela a modo de teoría comprobada). Básicamente es una bebida estimulante, que elimina la fatiga y posee efectos diuréticos. A diferencia del café, su efecto estimulante es más duradero y no conlleva a efectos como la irritabilidad o el insomnio. Es una adicción sana, hidratante para la caña (resaca) y compañera ideal de nuestra incansable lucha para perder esos kilitos de más.

1-. Aumenta la capacidad de concentración: Esta yerba es un excelente estimulante del sistema nervioso a través de la mateína (cafeína en el café, teína en el té). Promueve la actividad mental. Reduce el nerviosismo y entrega mayor resistencia a la fatiga física y mental.

2-. Beneficios antioxidantes: Se dice que su capacidad antioxidante es más alta que la del té verde (Según estudio del ingeniero Bioquímico Luis Brumosky, Universidad Nacional de Misiones). Retrasa el envejecimiento y es rico en nutrientes –como vitaminas B y C-. Según investigaciones aporta en la prevención de enfermedades como insuficiencia cardíaca, aterosclerosis, Alzheimer o el mal de Parkinson.

3-. Laxante natural: Ayuda en la digestión. Considerado un laxante natural, productor de bilis y que mantiene el colon limpio. Además reduce las bacterias que causan el mal aliento. También es conocido su efecto diurético, aliado perfecto para el tratamiento de problemas a la vejiga.

4-. Excelente fuente de hidratación: Consumir yerba mate aumenta la cantidad de agua que se ingiere normalmente, razón por la que en algunos países se consume en temporadas de calor. El agua regula todos los procesos del organismo. No debe ser utilizado como sustituto de ésta, sino que como complemento.

5-. Ayuda a bajar esos kilos de más: Junto con una alimentación saludable y actividad física, la yerba mate es un aporte a nuestra dieta. Inhibe el apetito, lo que lo convierte en una solución real para combatir la ansiedad. Además acelera el metabolismo de las grasas.

En la medida justa

Preparar el mate tiene su ciencia y uno de los factores importantes que convierten a un mate en uno mejor que otro es la temperatura del agua. Como toda infusión de hierbas, es recomendable que el agua esté entre unos 70 a 80 grados, justo cuando empieza a salir el primer vapor del hervidor o la tetera, para así no causar daños a su sabor y alargar la duración de la yerba.

Endulzarlo es casi un pecado para los verdaderos amantes de la yerba mate. Sin embargo es cosa de gustos. Hay quienes prefieren el azúcar o la miel, aunque si decides utilizarlo como un aliado en tu dieta, es recomendable beberlo natural o poner unas gotas de endulzante en el agua de la tetera o termo.

Lo que nunca debes hacer es revolver la yerba con la bombilla y si estás frente a un argentino y matero de corazón, jamás digas “gracias”, al recibir tu mate, pues automáticamente das a entender que no quieres más y quedarás descartada para las próximas rondas.

Mate para todos los gustos

En el mercado existen diferentes tipos de yerba y como es cuestión de gustos, siempre es recomendable probar las diferentes marcas y alternativas con el fin de encontrar la indicada.

Uno de los tipos que existen es la elaborada con palo, de procedencia argentina. Su sabor es suave y, gracias a que contiene palos del mismo árbol, te permite saber el momento exacto en que debes cambiar la yerba, ya que estos comienzan a flotar.

Otro tipo que podemos encontrar es la yerba despalada, consumida principalmente en Brasil y Uruguay. Su sabor es un poco más fuerte, lo que conlleva a que demore mucho menos en perder el sabor.

Un tercer tipo es la yerba compuesta, ideal para preparar mate dulce y disfrutar otros sabores ya que contiene esencias como naranja, pomelo o limón.