7 consejos de la abuela para recuperar la figura después del parto

Consultamos a un par de abuelas mexicanas sobre cuáles son las formas más practicas para deshacernos de los kilitos extra después del parto. Nos recomendaron algunas pomadas y ungüentos que según ellas ¡nunca fallan! ¿Será?

Tenemos que reconocer que la sabiduría de la abuela mexicana nunca falla, y que por eso  confiamos plenamente en sus trucos básicos para recuperar rápidamente nuestra figura después del embarazo.

Recurrimos a varias abuelitas y esto fue lo que nos contestaron, no hay duda que sus palabras nos dan seguridad, pero también nos pusimos a investigar un poco si sus consejos son mitos o realmente funcionan.

1. Fajarse

Inmediatamente después del parto debes fajarte muy bien para que todos tus órganos se acomoden, pídele ayuda a alguien para que te coloque las vendas en toda la región del abdomen, te tienen que quedar bien apretaditas, si no, no funcionan.

Si la faja o vendas te hacen sentir más protegida y segura, no te hará mal usarlas, aunque su eficacia para reducir el abdomen no está comprobada.

Lo cierto es que tu abdomen se irá recuperando paulatinamente con o sin faja. Los músculos abdominales y la piel volverán poco a poco a su tono normal, y con la ayuda de una alimentación balanceada y ejercicio, siempre y cuando el doctor te lo permita, irás recuperando tu forma.

2. Combatir las estrías

Para que no te salgan estrías antes y después de el parto, mete un tarro de pomada de la campana al refri y úntatela sobre el vientre, esto evitará que te salgan esas incómodas rayitas que hacen que la piel se vea horrible.

Este consejo está comprobado, ya que esta pomada limpia, suaviza y embellece la piel.

3. Dormir bocabajo

Tan pronto puedas, debes dormir bocabajo, para que tu vientre poco a poco quede un poco más plano.

Este consejo lo debes consultar especialmente con tu ginecólogo, ya que no está comprobado.

4. Lactancia

Dale de comer a tu bebé leche de tu pecho, esto hará que gran parte de la leche que tienes acumulada salga mientas lo alimentas, en un par de semanas verás como comienzas a bajar unos kilitos.

¡Completamente cierto! Este es uno de los beneficios que obtiene la madre durante la lactancia.

5. Hacer ejercicio

Después de tener a tu bebé no te quedes sin hacer ejercicio, no argumentes que no te puedes ni mover porque no es cierto, nosotras lo hicimos muchas veces, párate y camina por tu casa, mueve tus brazos y piernas.

Las abuelas eran un poco rudas con la forma de recuperar su cuerpo, no te exijas demasiado, consúltalo con tu médico, especialmente cuanto tu bebé nació por cesárea.

6. Ungüento especial de la abuela

Ya que estés en tu casa, nunca falla para bajar de peso que te apliques ungüento de romero, ruda, cáscaras de nuez, plátano macho, alcohol alcanforado y éter, este preparado lo tienes que hacer varios meses antes del parto, para que en cuanto nazca tu bebé te lo pongas.

Tampoco está comprobada la eficacia de este ungüento especialmente porque el éter y el alcohol podrían resultar contraproducentes. De todos modos, pregúntale a tu médico.

7. El brasier adecuado

Usa un brasier amplio pero que te dé soporte, para que el busto no se te cuelgue.

Este consejo es completamente cierto, podemos ayudarnos a recuperar nuestro busco utilizando ropa íntima que realmente nos ayude a recuperar la forma del busto. Ahora hay muchas opciones muy cómodas: brasieres de lactancia, incluso ropa ajustada sin costuras, como la que se usa para hacer ejercicio.

*

La verdad es que algunos consejos suenan un poquito raros, pero bueno, si ellas lo dicen es por algo, sin embargo no dejes de consultar con tu médico para estar segura sobre los efectos que estos remedios pueden tener en tu cuerpo. ¿Te sabes alguno más?