Acupuntura y Reiki [En los tacos de una Disautónoma]

El Reiki y la Acupuntura pueden parecerse en el aprender a administrar tu energía, las formas y resultados, pueden diferir un poco, pero todas van hacia tu bienestar.

Hoy quiero hacer un resumen de cómo me ayudaron las terapias de Acupuntura y  Reiki, y ya no sé si decir con la Dis, porque ayudan con la vida completita.

Acupuntura

Para entenderla, lo primero que siempre explico, es un poco de la filosofía de la medicina china, de cómo entiende las enfermedades: Imaginen sus cuerpos como canales de energía (meridianos), en los cuales en ciertos punto específicos que se generan por problemas emocionales, se estanca la energía y provoca una deficiencia en el flujo de esta, generando un desequilibrio (del yin y el yang) y provocando que se enferme el cuerpo físico.

Lo que hace la acupuntura es a través de presionar ciertos puntos, liberar la energía y ayudar a establecer la armonía y equilibrio en las energías positivas y negativas. ¿Han tirado una piedra en un lago calmado? ¿se dan cuenta de la onda expansiva que se provoca? La acupuntura genera lo mismo al liberar los puntos para mejorar el flujo de energía.

La acupuntura trae consecuencias que uno debe saber, como:

  • ¡Duele! y aquí he escuchado distintas versiones, que no debe doler, que si debe doler…  Aclaremos, la introducción de la aguja no duele, lo que puede doler es que en el punto donde se está estimulando, ya sea por que tenga exceso de energía o al revés, necesite energía, por lo cual es positivo y natural que duela. También está el umbral personal del dolor, pero lo que generalmente se siente es como electricidad, a veces pica y a veces dolor que va bajando en intensidad mientras van pasando los segundos.
  • Es un tratamiento a largo plazo. Así es Y NO HAY NADA QUE HACER Si usted quiere sanación flash, olvídese de la acupuntura.
  • Si usted está atenta a su cuerpo, lo aprende a escuchar, le llegara información valiosa para entender cuándo se enferma y por qué. Y aquí viene la parte difícil… muchas veces no nos gusta lo que escuchamos y es obvio, es frustrante enfermarse cuando vemos que al resto le pasa lo mismo, pero no se enferman. Estar con el espejo al frente y decir, – Okey, estas son mis debilidades-, ¡Cueeeeeeeeeeeeeeeeesta!

LO MEJOR ES:

Gracias al punto anterior, aprendemos a salir de lo negativo y aprendemos a valorar nuestra fortaleza y esto, lean bien por favor: ¡ES UN REGALO HERMOSO! simple y llanamente, tienen la capacidad de hacerse cargo de sí mismas, desde lo más profundo, pueden decir que no con libertad, por que ya saben qué les hace bien y qué les hace mal, se entiende que se está en constante trabajo con uno y ya da lo mismo si se crece o si uno se estanca, es una decisión personal, de la cual me hago cargo. Se empiezan a tomar decisiones, se toman las riendas, desde la base que soy fuerte y capaz, que mi cuerpo es parte importante de mis pensamientos, entonces, si es así y las consecuencias, en nuestro caso pasan a ser físicas, nos cuidaremos desde todos lo ámbitos.

¡QUIÉRANSE! ¡Cuiden su mente, su entorno y busquen su bienestar! ya saben que ustedes pueden!

Y para terminar con la parte de la Acupuntura, según mi experiencia, busquen un terapeuta que se entregue y las informe de todo, que les cuente que es lo que están trabajando, para que puedan hacer su parte en este camino.

Reiki

Aquí hay que abrir un poquito más la mente jajajajaja :), lo digo por que el concepto genera más escepticismo.
Eeeeeeeeeeexplico:

El reiki trabaja con la energía vital universal para restablecer la armonía y el equilibrio de la energía administrada por los diferentes Chakras; creencia hinduista, que si existe un bloqueo, puede generar problemas físicos y mentales.

La persona que realiza Reiki debe ser iniciada en primer nivel y para esto, una maestra de reiki, que tiene tercer nivel debe hacerlo. Para finalizar el primer nivel de reiki debes hacerte a ti misma 21 días consecutivos…y ahí empieza a quedar la crema contigo 😛 Esto es por que la energía vital universal empieza a ordenar y eso significa LIMPIAR Y BOTAR lo que no sirve y esto se puede traducir en consecuencias físicas. Por ejemplo a mí me produjo una acidez heavy por 3 días, y yo nunca había tenido acidez en mi vida, también me pasó que empece a revivir, a través de sueños, experiencias dolorosas de mi historia… esas que sólo quieres dejar atrás y por lo cuál, no las dices ni en voz alta, pa’ ver si dejan de existir.

Con el reiki entendí de forma más categórica, que para avanzar hay que cerrar bien los procesos emocionales, las basurillas que hacen ruido, y plantearte hacia adelante con la convicción de que no te harás la lesa con nada, que eso solo trae consecuencias nefastas para tu orden y armonía. Puede sonar agotador, pero no lo es. Simplemente se fluye de otra forma, con otro estado de conciencia que no solo es amable contigo, si no que por consecuencia es amable con lo que te rodea.

El Reiki y la Acupuntura pueden parecerse en el aprender a administrar tu energía, las formas y resultados, pueden diferir un poco, pero todas van hacia tu bienestar.

Para pasar de curso, o a un lugar mejor, hay que ir como cuándo eramos niños al colegio ¡Dispuestos a aprender!