Joven come 5.000 calorías diarias para hacerse famosa en internet

Tammy Jung es una chica estadounidense de 23 años que de un momento a otro decidió dejar una vida sana y convertirse en una mujer que con tan sólo 1.57 de altura, pesa 101 kilos. Su meta, llegar a los 190 kilos.

Tammy Jung, @SexySignature en Twitter, es una joven estadounidense de 23 años que de un momento a otro decidió dejar una vida sana y convertirse en una mujer que con tan sólo 1.57 de altura, pesa 101 kilos. Su meta, llegar a los 190 kilos.

Su historia fue recogida por el canal online Barcroft TV. Ahí, Tammy cuenta que durante su adolescencia pesaba 50 kilos, usaba pantalones apretados, le gustaba hacer deporte y salir con sus amigos. Pero, se sentía insegura. “Era consciente de mi apariencia. Siempre pensaba que estaba gorda y tenía una baja autoestima”, explicó al medio.

Cuando dejó de jugar voleibol y fútbol comenzó a subir realmente de peso, pero en vez de incrementar su inseguridad, un día se miró al espejo y se encontró “fantástica”. Razón por la que se propuso engordar de tal forma de llamar la atención en internet.

tammyjungantes.jpg

Así era Tammy Jung antes de proponerse subir de peso (vía @SexySignature)

Para lograrlo. Jung consume 5.000 calorías diarias, basándose en una dieta que incluye pollo frito, cajas de donuts, queso crema, leche con chocolate, galletas, panqueques y wafles, entre otros alimentos similares que le han permitido subir cerca de 19 kilos cada seis meses, “Puedo comer queso durante todo el día, un par de trozos no es problema. Luego, de cena, puedo comer pizza o preparar comida mexicana”, cuenta.

Como si esto no fuera suficiente, Tammy remata cada día su excesiva jornada alimenticia con una bomba de calorías basada en un batido de crema y helado que su novio Yohan (28) le ayuda a tomar apoyada por una especie de embudo.

“El embudo me obliga a beber el batido incluso cuando estoy satisfecha después de un día completo comiendo”, asegura.

Pese a que los médicos advierten que lo que está haciendo la joven es altamente peligroso para su salud y su vida, Tammy asegura que no se detendrá hasta conseguir su “sueño”. “Nunca he sido más feliz que ahora que estoy ganando peso (…) Sé que es polémico, pero el asunto no le incumbe a nadie más. Comer me hace feliz”, explica.

Jung aparte de sentir satisfacción al considerar que su cuerpo “se ve muy sexy” con sobrepeso, ha sacado partido económico de esto, debido a que los “fans” que ha ido haciendo a través de internet, están dispuestos a pagar por verla en videos. “Recibo mucha peticiones para que coma y me pese frente a la cámara. Algunas personas incluso me envían libretos para que sepa qué decir”, sseñala, agregando que: “Puedo ganar hasta 1.000 libras (unos $730 mil) al mes si trabajo en ello y tengo la esperanza de ganar más cuando esté más gorda”.

Yohan, con quien lleva ocho meses de relación, no se molesta de que su novia pose para la web en ropa interior y menos, le importa su sobrepeso, ya que dice que la amará “sin importar cómo se vea”.

Respecto a la opinión de su familia, la joven reconoce que pese a notar el aumento de su peso, aún desconocen su verdadero propósito.”Probablemente no estarían de acuerdo, pero (con esto) me gano la vida y puedo sostenerme (económicamente) a mí misma”, fundamenta.

¿Hasta dónde podemos llegar con tal de ser famosos? ¿Está ella haciendo con su cuerpo un lucro que satisface una industria social del morbo? ¿Qué opinas tú?

Fuente: Emol.com