Todo lo que debes saber sobre la mastectomía preventiva

Hablamos con expertos sobre el cáncer de mamas y las cirugía que está en la boca de todos gracias al caso de Angelina Jolie.

La columna de Angelina Jolie en New York Time relatando lo difícil que fue tomar la decisión de someterse a una doble mastectomía ha generado un gran interés por el procedimiento en todo el mundo. Probablemente, no era sabido por todos que existía esta cirugía preventiva y es ahí donde las dudas han aparecido.

Muchas mujeres se estarán preguntando ahora por esta intervención, existen variados puntos que deben ser analizados junto a un especialista en el caso de ser una de las personas que están en riesgo de desarrollar cáncer de mamas. Realicé una lista con datos trascendentales sobre esta operación como los riesgos, el tratamiento, la edad en la que puedes realizarte la mastectomía, entre otros.

Les dejo a continuación algo así como “las preguntas frecuentes” sobre esta intervención:

Riesgos:

Una de cada 10 mujeres padecerá cáncer de mamas antes de llegar a los 70 años. Uno de sus riesgos es que la mastectomía preventiva no es recomendable para todos los pacientes porque podría provocar morbilidad quirúrgica y psicológica por un cambio en la imagen corporal, depresión, impacto en la sexualidad y pérdida de sensibilidad, asegura el ginecólogo Rafael Fábregas, consultor de la unidad de Salud de la Mujer Dexeus a larazon.es. Otros riesgos propios de esta cirugía son “coágulos de sangre en las piernas que pueden viajar a los pulmones, pérdida de sangre, problemas respiratorios, infección -incluyendo en la herida quirúrgica, los pulmones (neumonía), la vejiga o el riñón, ataque cardíaco o accidente cerebrovascular durante la cirugía, reacciones a los medicamentos, se pueden presentar costra, ampollas o pérdida de piel a lo largo del borde de la incisión quirúrgica”.

Genética:

La mutación de los genes BRCA1 y BRCA2 también generan riesgo de padecer cáncer de ovario.

Edad:

Las personas que tienen probabilidades mayores de vivir esta enfermedad debido a un historial familiar de cáncer de mama u ovario deben realizarse chequeos anuales a partir de los 30 años o al menos 10 años antes de la edad en la que se diagnosticó el cáncer de su madre o abuela.  Ambos cánceres se desarrollan en  mujeres con edad promedio de diagnóstico 45 años para el cáncer de mama, y cerca de los 60 años en la población general.

Puedo dar de mamar luego de una mastectomía:

Conversé con la cirujano general y mastóloga, Jamile Camacho, quien me contó que al decidir junto al especialista si se someterá a la intervención se debe tomar en cuenta que no podrá volver a amamantar debido a que la cirugía extirpa toda la glándula mamaria. “Muchas mujeres planifican la mastectomía profiláctica con muchos años de anticipación debido al tema del amamantamiento”, comentó la especialista.

Quiénes pueden realizarse la mastectomía profiláctica:

Solo las mujeres con mutación del gen BRCA1 y BRCA2. Conversé con el obstetra Ginecólogo y Mastólogo, Nelson Burgos quien comentó qué personas deberían consultar sobre esta intervención:

-Pacientes que tienen cáncer de mamas y menores de 35 años.

-Pacientes que  tienen familiares de linea directa con cáncer de mamas principalmente hermana, madre y abuela. Es mucho mayor la probabilidad de cáncer si dos de ellas tienen esta enfermedad.

-Pacientes con antecedentes familiares de cáncer de mama en un hombre.

-Paciente con antecedentes familiares de cáncer de mama bilateral de la misma mujer.

– Paciente con antecedentes familiares de generaciones recientes con cáncer de ovario, colon.

En qué consiste:

Existen tres tipos de procedimientos, Mastectomía con preservación de piel (MPP),  Mastectomía Subcutánea (MSC), Reducción mamaria bilateral.  (Fuente: senologia.org)

-Mastectomía con preservación de piel (MPP): donde se extrae todo el tejido mamario, incluyendo el complejo areola-pezón y preservando la piel. Este tipo de cirugía se realiza si existe enfermedad premaligna a nivel del complejo areola-pezón.

-Mastectomía Subcutánea (MSC): donde se extirpa sólo el tejido glandular y se conserva la piel que recubre la glándula mamaria, el pezón y la areola, siendo necesario para evitar necrosis dejar cierta cantidad de tejido glandular detrás del pezón y areola para asegura la necesaria irrigación.  Por lo que se considera que es menos eficaz en la reducción del riesgo de cáncer de mama con respecto a la MPP.

-Reducción mamaria bilateral: Se extrae una gran cantidad de tejido mamario con el fin de disminuir el tamaño de la glándula mamaria. Existen estudios que revelan un reducción sustancial en aquellas pacientes que se realizan reducción de mamas.  Además, este procedimiento es mucho más aceptado que la mastectomía profiláctica.

No elimina del todo la enfermedad:

Aunque disminuye en más de 90% las posibilidades de ser víctima de cáncer, la mastectomía no es la solución definitiva para la enfermedad. Aún después de la cirugía existirá un 5% de posibilidades de contraer cáncer.

Psicología:

“Pacientes tan complejas hay que controlarlas en una unidad multidisciplinar en la que también haya ‘psicooncólogos’ porque puede ser un impacto tanto físico como emocional, y son cirugías de cierta envergadura que conllevan un riesgo de complicaciones. Hay que trabajar los miedos y otros parámetros”, comentó a EFE la oncóloga médica de la Unidad de Consejo Genético en Cáncer Hereditario del MD Anderson Cancer Center Madrid, Raquel Bratos.

Reconstrucción:

Según lo conversado con el Dr. Nelson Burgos,  son dos los  tipos más comunes de reconstrucción luego de someterse a una mastectomía preventiva. Uno de ellos es sacar la glándula, conservar la areola mamaria y el pezón. Luego poner una prótesis. Otra alternativa es la de reconstruir la mama con tejido de la mujer sacado -generalmente- del abdomen.