Vence el miedo y realízate el autoexamen de cáncer de mama ¡Anímate!

La posibilidad de palpar algo que no corresponde, es algo que aterroriza a un gran porcentaje de mujeres, quienes prefieren evadir el problema. ¡Vence el miedo!

¿Porque las mujeres no nos realizamos el autoexamen que nos permitiría detectar un eventual cáncer de mama?

Justamente la posibilidad de palpar algo que no corresponde, es algo que aterroriza a un gran porcentaje de mujeres, quienes prefieren evadir el problema.

Al menos un tercio de las mujeres afectadas de cáncer mamario no se realizaron el examen producto del miedo, a esto se suma la falta de información sobre cómo realizarlo y la tremenda falta de conciencia que existe respecto de la ventaja que significa poder detectar a tiempo alguna anomalía.

Estos resultados fueron arrojados, luego de una investigación realizada por la Universidad de Exeter, Inglaterra, patrocinada por Avon y publicada en Female First., donde se estudiaron los hábitos de 2 mil mujeres que declararon que se harían el examen si estuviera integrado en las rutinas de cuidado habitual.

Janet Reibstein, quien encabezó la investigación, comentó que las mujeres deberían empezar a hacerse el autoexamen alrededor de los 13 años. ‘Los controles deben comenzar temprano. Una mujer joven que está conociendo su cuerpo, está en una etapa en la que debe establecer hábitos que seguirá para toda la vida’, dijo.

Una de cada 2 mil mujeres será diagnosticada con cáncer de mama alrededor de los 29 años. Cerca de los 60 años, la incidencia se eleva a uno de cada 22. El autoexamen debe realizarse mensualmente y es importante verificar la presencia de nódulos, cambios en la textura de la piel, enrojecimiento, cambios en los pezones o secreciones.

Es natural sentir miedo, a nadie le gusta encontrarse con ese tipo de sorpresas, pero mucho más grave es quedarse en el temor, no realizarte el autoexamen y arriesgar tu vida a peores consecuencias.

Y si no sabes cómo hacerlo, te dejamos con un breve instructivo ¡Vence el miedo y gana tiempo de vida!