Sí somos una isla bendecida

Columna de Daniela Droz, tras el paso de Irma por la zona de Puerto Rico

 

Daniela Droz

 

 

 

 
Estoy convencida de que todo lo que sucede tiene su razón de ser y si nos enfocamos en cómo eso puede aportar a mi vida de una manera u otra vamos a poder comprender y asimilar mucho mejor cualquier proceso que estemos atravesando.

Vivimos a un ritmo bastante acelerado y la vida se encarga de frenarnos y hacernos entender que no podemos dar nada por sentado , que el mundo no nos pertenece ni gira solo alrededor nuestro. Queda poca gente educada y hasta nos sorprende cuando alguien tiene buenos modales con nosotros o es agradecido, dañamos nuestra propia casa porque es increíble como muchos ensucian y dañan la naturaleza de nuestro país, maltratan a los animales y a todo el que se le cruza en el camino así que imagínate como está el mundo. La naturaleza está gritando que la respetemos y valoremos. Por eso creo que el temor a que un fenómeno atmosférico nos ataque nos ayuda a caer en tiempo, a mirar a nuestro entorno y ver lo que tenemos, no a pensar en lo que no tenemos.

A amar con intensidad y a no dejar para “después” aquello que debemos decir, mostrar o hacer AHORA porque no sabemos si hay un después. A veces me pregunto si es que estamos acostumbrados a quejarnos por TODO, a juzgarlo TODO o si realmente es un sentimiento que nace del corazón de algunos. ¿Costumbre o sentimiento real?

Me niego a creer que sea la segunda, creo que estamos acostumbrados a decir lo que nos da la gana sin pensar en lo poco que nuestras palabras puedan aportar positivamente en nuestra vida y en la de los demás. Llevo días leyendo en las redes sociales como señalan al que agradece la bendición de Dios por habernos librado de los estragos de “Irma”, ¿que por qué no lo hizo en otras islas? ¿Que si somos más bendecidos porque oramos más ? O sea WAO!! Vivimos en un mundo diverso, donde lamentablemente no rige la iguadad para todos los cientos de miles de millones de habitantes de este mundo, si nos fuéramos a preguntar el por qué unos sí y otros no por TODO lo que sucede… entonces tendríamos que mudarnos del mundo para irnos al paraíso, ¿que dónde queda? no lo sé pues me tocó vivir aquí, y aquí nos toca hacer nuestra parte según nuestras creencias y Fé, ayudar de la manera que esté a nuestro alcance al que lo necesite y dar GRACIAS por que SÍ, porque somos una isla BENDECIDA.

La autora es propietaria de la academia Drama@Daniela. Sus redes sociales son: danieladroz.com; Instagram:  drama@danieladroz ; Facebook: DANIELADROZ y Twitter: @DanielaDroz.