7 cosas que debes evitar hacer cuando tienes un ataque de celos

No dejes que los celos te controlen y arruinen tu relación

Los celos son inevitables en una relación de pareja. Incluso aunque se encuentren en un momento estable, cualquiera de los dos puede sentir el temor de perder al otro a causa de "algo mejor".

Lo cierto es que es algo que no podemos normalizar ya que se trata de un comportamiento nocivo que puede poner en peligro la relación si dejamos que tomen el control. Los celos causan dolor, desconfianza y destruyen por lo que es importante aprender a no dejarnos llevar por ellos y si tu o tu pareja los presentan, recuerda no seguir el juego y evitar hacer estas acciones antes de que sea muy tarde.

No pienses mal de todo

La mente puede ser muy traicionera y la imaginación tiende a llevarnos a extremos exagerados. Cuando uno se siente inseguro, lo más probable es que esté relacionando la situación con algo que ni siquiera existe. Y sí, la mayoría de las veces son cosas que creamos solos y no tenemos forma de comprobar. Por tanto, es necesario que detectes cuando empieces a sentir ese nervio o estrés y analizar si se trata de algo real o es fruto de tu imaginación.

No revises su teléfono a escondidas

Esto aplica con sus redes sociales y computadora. Dicen que el que busca encuentra y a veces cuando insistimos en buscar donde no nos llaman, nos encontramos con cosas desagradables. Si te dejas llevar por la tentación de revisar su privacidad, vas a perder más de lo que vas a encontrar. Si de verdad no puedes controlarte, lo mejor  es que, le pidas a tu pareja que te enseñe lo que necesitas ver para estar más tranquila (algún mensaje, una publicación, o una llamada, por ejemplo). Y claro, está en todo su derecho a decirte que no y eso no quiere decir que es porque te está ocultando algo. Así que por ningún motivo insistas o lo hagas costumbre

No acuses

Los celos nos llevan a reaccionar con ira y de inmediato viene una frustración por no poder comprobar lo que pensamos del otro para justificar el motivo de tus celos.  Los celos hacen que te pierdas y por tanto, puedes caer en falsas acusaciones o señalamientos hacia tu pareja. Trata de ser realista y antes de dejar que estos sentimientos tóxicos te invadan, ordena tus ideas y piensa lo más objetivo posible.

No prohíbas

No quieras que tu pareja esté contigo por obligación, ni que se sienta frustrada o limitada por ti. Eso hará que tenga menos ganas de estar contigo. A nadie le gusta que le quiten libertades. Todo es negociable, y pueden hablarlo para llegar a un acuerdo.

Prohibirle algo es una forma de amenazarle, y más cuando lo amenazas con que ya todo se acabó: ¡eso es un chantaje!

 

No actúes por despecho

Los celos pueden llegar acompañados de sentimientos de venganza para conseguir que tu pareja pierda el juicio y sienta celos por ti. En ese momento puede que te sientas aliviado, pero a la larga los puede perjudicar a los dos. Pues desvías el foco de atención del problema y lo engrosas: en lugar de hablarlo y madurarlo, provocas más confusión y más motivos para distanciarse.

Piensa antes de hacer o hablar

Los celos son totalmente emocionales e irracionales, son nuestra parte más instintiva y no está mal demostrarlos en cierto punto pero tampoco hay que dejarse llevar pues de lo contrario, nuestras acciones se saldrán de control y terminaremos haciendo o diciendo algo imprudente o que puede lastimar al otro. No conviertas tu relación en algo tóxico a causa de los celos.

No amenaces 

Ninguna amenaza es buena acción y es un golpe bajo a la dignidad de tu pareja pretender hacerlo menos mediante una. A nadie le gusta sentirse señalado bajo amenaza y menos a alguien con quien se supone compartes mucho. Este es un sentimiento más que termina por romper relaciones así que lo mejores que evites hacer una escena vengativa.