Una relación con un hombre menor que tú, ¿funciona?

Lee la columna de opinión de Flor De Liz Santiago Fernández.

Existen muchos mitos que nos hacen pensar que una relación con un hombre menor que nosotras no tendría éxito o no sería duradera.

Uno de ellos es que la mujer que inicia una relación con una persona menor que ella se expone a la infidelidad. Lo cierto es que la infidelidad puede darse en cualquier tipo de relación. De hecho, se ha probado que las mujeres son tan infieles como los hombres.

Sad couple having a conflict

Así que el género no es una excusa y la edad tampoco porque quien va a ser infiel lo será independientemente de la edad que tenga. Es una cuestión de valores y principios.

También se tiende a creer que, al hombre ser menor, no cuenta con la madurez necesaria para iniciar o mantener una relación adecuada y estable.

Otro mito es que los hombres menores que las mujeres solo pueden funcionar en relaciones pasajeras porque no pretenden un compromiso serio y solo buscan pasar un buen rato.

En fin, pueden surgir muchas creencias que intentan justificar que no nos conviene tener alguna relación con un hombre menor que nosotras.

Por eso, al igual que algunas mujeres, en algún momento de mi vida, llegué a pensar que jamás me fijaría en un hombre menor que yo.

He llegado a comprender que dichos mitos son el reflejo del temor a enfrentar el construccionismo social que dicta lo que es ser una mujer y con quien debe o no relacionarse. Como resultado, cuando una mujer comienza una relación con una persona menor que ella, es duramente juzgada, criticada y señalada por la sociedad. A diferencia del hombre, quien es halagado e idolatrado. 

 

Sin embargo, la realidad es que cuando nos toca una relación como esta, nos toca y nadie puede evitarlo. A veces sucede sin que lo busquemos o planifiquemos. Lo mejor es dejarnos llevar y arriesgarnos pase lo que pase, suceda lo que suceda. Pero vivirlo y experimentarlo para que nadie nos cuente.

Las cosas no van a suceder siempre como la gente nos dice. Nadie puede predecir nuestro futuro ni aun nosotras mismas. Así que no hay por qué temer.

Las exhorto a lanzarse a la aventura que podría convertirse en una relación mucho más duradera porque eso no depende de edades que simplemente son números. Depende de la seguridad que tengas en ti misma, de la disposición con la que inicias una relación, ya sea con un hombre mayor que tú, de tu edad o menor. Tan solo sé astuta, utiliza la inteligencia, desarrolla la percepción, estudia a esa persona, entrégate en cuerpo y alma, disfruta el momento y no pienses en el mañana.

*Flor De Liz Santiago Fernández tiene una maestría en Trabajo Social y es la autora de los siguientes libros: La crisis económica: enemiga del matrimonio y posibles soluciones, Conociendo a mi rival y Método Flor De Liz.