3 formas sutiles -pero efectivas- para invitarlo a salir

Sí chicas, nosotras podemos dar el primer paso.

Por Karen Hernández

¿Puede una mujer pedirle a un chico? ¡Por supuesto que sí! Aunque hoy en día muchas personas siguen bajo el estigma de que los hombres son los dominantes en la relación y que las mujeres tenemos que esperar a que nos inviten o nos paguen, la realidad es que un cambio de rol es necesario para fomentar el balance en la relación. 

No es anti-natural dar el primer paso ni tampoco significa que eres más fácil o demasiado alocada al contrario, nada mejor que tomar las riendas para lograr lo que quieres. Estas son las formas en la que puedes hacerlo.

       DESCUBRE MÁS

 

1. Envíale un mensaje con foto, diciendo: "Esto se ve interesante, voy a ir, ¿quieres venir?"

Esta es una forma sutil de decirle que quieres porque vaya contigo (sin que el sepa que mueres porque lo haga). Además, te hace ver como que eres dependiente pues estás diciendo que irás de todos modos y que sería genial que te acompañara. Por otro lado, el susodicho se pondrá a pensar en tus intenciones (si quieres amistad o algo más) lo cual es bueno pues estarás en su mente un buen rato, Si acepta salir contigo, deberás estar atenta a su comportamiento (como verte a los ojos, busca tu mano o actuar protector mientras recorren el lugar)   

Si ya has tenido otros acercamiento con él como una plática casual o una salida con amigos y prestaste atención a su conversación, seguro sabrás si le gustan las películas de superhéroes o comer hamburguesas al carbón. Aprovecha tu sentido espía para llevarlo a lugares donde pueda encontrar eso que le gusta (como ir al cine a ver la película de superhéroes o a un lugar donde sirvan hamburguesas. Fácil). Para invitarlo puedes mandar un texto que diga "yo sé que esto te va a encantar, ¿vamos?.". Pensará que es un lindo gesto saber que le pones atención a lo que te ha dicho.

Nada mejor que organziar una cita donde ejerciten el intelecto, ya sea un museo o una conferencia sobre algún tema interesante. Es en este punto donde puedes aplicar los dos anteriores, como averiguar qué le gusta y mostrarle un lugar donde lo exhiban, esto evitará que lo lleves a una exposición en la que no tendrán puntos de interés y sólo terminarán con hartazgo del lugar y uno del otro. Los museos se prestan a planes post cita a´si que después de recorrer el lugar puedes sugerir ir por helado o un café para discutir lo que vieron.  

 

Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Síguenos en Instagram