Juguete sexual del mes: bolas anales para incrementar el placer

La sexóloga Alessia Di Bari nos dice cómo incrementar el placer con juguetes sexuales

Por Alessia Di Bari

Sexóloga

– ¿Qué es? Las bolas anales consisten en una tira de varias esferas unidas por una cuerda o por un soporte rígido o semi rígido; generalmente van  de la más pequeñita a la más grande, aunque también hay las que mantienen un tamaño uniforme. 

DESCUBRE MÁS

 

– ¿Existe un material ideal? Si bien lo más común es que sean de PVC o ftalato, se recomienda que sean 100% de silicón con calidad quirúrgica, aunque también las de acero inoxidable, madera o vidrio podrían funcionar igual de bien, según tus gustos y necesidades.

Imagen foto_00000002

– ¿Todas tienen la misma función? Las que vienen de la bolita más pequeña a la más grande son ideales para ayudarte a ir dilatando el esfínter anal poco a poquito, hasta donde te vayas sintiendo cómoda.

– ¿Para qué sirven? Las puedes utilizar también como un tapón o consolador anal; también durante el juego previo a una penetración anal –con un pene o con un juguete más grande- y sirven para estimular la zona anal y para poder ir dilatando poco a poco el esfínter, además de que al usarlas, gracias a su configuración, la experiencia es bastante agradable y el espacio entre bolita y bolita hace que la estimulación se sienta intermitente y muy intensa.

– ¿Cómo se usan? El primer paso es sentirte cómoda con explorar y/o dejar que exploren tu zona anal. Antes de empezar, asea bien toda el área, este paso hace sentir cómodas a la mayoría de las personas, para estar listas para la experiencia. Ten a la mano lubricante ya que el ano no cuenta con lubricación natural. Antes de empezar pon un poco en la zona anal y en el juguete.  Lo puedes intentar en solitario o pedírselo a tu pareja. Date permiso de observarte, si en algún momento sientes molestia y/o dolor, para. Relaja el ritmo, ve más despacito, usa más lubricante y si las molestias siguen, detente e inténtalo en otro momento… tal vez haya sido suficiente por el momento. La idea es que lo disfrutes, no que lo sufras, así que date permiso de ir poco a poco

– ¿Cuánto tiempo debe durar la experiencia? El tiempo que funcione para ti. Como siempre, mi recomendación es empezar poco a poco e ir subiendo el tiempo y la intensidad –acorde a lo que vayas necesitando-.

Frecuencia: No hay un ideal en la frecuencia, la cantidad de veces que para ti esté bien, esa será la frecuencia correcta.

Necesito saber: El ano está lleno de terminaciones nerviosas, lo cual permite las sensaciones de excitación, tanto en la inserción como en la extracción del juguete. Una de las prácticas más comunes, aunque lo puedes usar como mejor te acomode, es sacarlas durante el orgasmo, ya que esto resulta muy intenso para mucha gente que gusta de esta práctica.