Pareja

5 consejos para administrar tus finanzas después de un divorcio

El proceso de divorcio no es nada fácil pero tu estabilidad personal y económica es muy importante.

Colaboración de Zurich México

El proceso de divorcio siempre es una etapa complicada por todas las situaciones difíciles que involucra pero no debe ser impedimento para seguir adelante con tu vida. Visualiza que estás ante una nueva oportunidad de reencontrarte contigo misma para trazar el futuro que deseas e iniciar emocionantes proyectos.

De acuerdo con un estudio realizado en Londres por la aseguradora Zurich, las personas divorciadas o separadas tienen el doble de probabilidades de no tener ahorros o inversiones, en comparación con las que están casadas (32 vs 14%); incluso, sólo tres de cada diez (28%) ahorran para su vejez y 65% para una meta a corto plazo como vacaciones.

       DESCUBRE MÁS

 

La tensión económica del divorcio no es un secreto, ya que las personas suelen enfocarse sólo en objetivos financieros inmediatos. Por ello, es importante considerar algunas acciones que después de esta situación fortalezcan nuestras finanzas y prevengan cualquier tipo de riesgo en el futuro:

• Replantea tu presupuesto: El ingreso familiar podría verse afectado si compartías gastos con tu expareja, por ello ajusta tu presupuesto y da puntual seguimiento a tus ingresos y gastos; revisa también en qué rubros puedes ahorrar para evitar desfalcos. Recuerda que tu presupuesto se ha modificado.

• Haz el papeleo necesario: Actualiza los nombres en todas tus cuentas o documentos importantes como bancarios, testamentos, escrituras, etc; valida también los beneficiarios autorizados y que sus datos estén correctos.

• Cierra cuentas mancomunadas: Desvincula las cuentas conjuntas y abre una nueva a tu nombre; sobre todo busca que las tarjetas de crédito que compartían estén en ceros y en caso de que tengan deudas, lleguen a un acuerdo para pagarlas cuanto antes. Si tenían ahorros, traslada ese dinero a tu nueva cuenta para evitar el gasto de esos fondos.

• Previene eventualidades: Si tienes seguro de gastos médicos mayores o de vida, acude con tu asesor para revisar tu póliza y actualizarla. En caso de que no cuentes con algún seguro, esta es la oportunidad para contemplar protegerte a ti misma y a tus allegados de cualquier riesgo; acércate con un especialista para evaluar las mejores opciones de protección de acuerdo a tus necesidades e intereses.

• Protege tu patrimonio: Si te quedaste con una propiedad o un automóvil, destina un presupuesto para el pago mensual o costes adicionales como el seguro de tu hogar o auto, mantenimiento del inmueble, servicios y verificaciones del carro u otro tipo de gasto periódico para evitar perder esos bienes en un futuro; recuerda que proteger tu patrimonio evita desfalcos en el futuro.

Recuerda que lo mejor está por venir. Ten en mente que, tras este cambio, tu estabilidad personal y económica es muy importante, ya que no sólo tendrás que reconstruir tu propia seguridad, sino que también iniciarás un nuevo camino que debe brindarte la solidez económica a mediano y largo plazo para seguir adelante con tu proyecto de vida.

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram