5 cosas sobre el sexo que debes saber antes de casarte (o vivir en pareja)

Estas son algunas de la cosas que nadie te dice y que debes tener en cuenta para tener una mejor relación de pareja

Por Alessia Di Bari

Sexóloga

Cuando nos casamos, o estamos a punto de hacerlo, hay una serie de creencias que tenemos y que pueden acarrear algunos problemas durante el matrimonio o la vida en pareja.

DESCUBRE MÁS

 

Aquí te comparto 5 puntos importantes que debes tener en cuenta antes de casarte. No se trata de que desistas, la intención es que tengas un panorama más amplio y puedas sacar grandes aprendizajes.

1. El deseo es variable. Es común que a lo largo de una relación el deseo vaya y venga. Habrá ocasiones en las que se te va a antojar todo el mundo excepto tu pareja, pero habrá otras en las que sientas que no puedas vivir sin ella. Siempre y cuando no se vuelva algo permanente que vaya en detrimento de tu autoestima o tu relación, no te preocupes más de la cuenta… así como el deseo se va, también regresa.

2. Nada es estático. Sí, habrá etapas en las que el sexo se puede volver aburrido. También es cierto que un buen día te sorprenderás sintiendo un deseo tan intenso o más que la primera vez que se dieron un beso. Las personas estamos en constante cambio, nunca sabes qué esperar… la vida no es estática, por lo tanto nuestra sexualidad tampoco.

3. Está 'permitido' agendar los encuentros. Sí, puede sonar fuerte, pero a veces será necesario. Imagínate el contexto: hijos, maestría, casa, trabajo y otras ocupaciones ¿y el sexo? ¡Queda al final de tus prioridades! Es común que lo vayamos relegando hasta que se vuelve prácticamente inexistente. Así que, no pierdes nada con probar, agéndalo una vez a la semana.

4. Cumple tus acuerdos. Si tu pareja y tú hicieron un acuerdo sexual, cúmplelo. Si sientes que el acuerdo que hicieron al principio, ya no está vigente para ti, antes de romperlo mejor habla con tu pareja y dile cómo te estás sintiendo y qué necesitas. Te sentirás mejor contigo misma.

5. Busca opciones. No existe una manera única de vivir y estar en pareja… si la forma que tienen ya no está funcionando o quieren algo diferente, arriésguense a buscarla. Hablen de sus fantasías y necesidades, hay mil maneras de funcionar en pareja, la monogamia –por ejemplo- no es la única. Conversa las diferentes opciones que tienen.