Lo que hay detrás de la búsqueda del príncipe azul o el hombre ideal

Si alguna vez enumeraste las cualidades del hombre 'perfecto' tienes que leer esto

Por Alessia Di Bari

Sexóloga

"No busques un tipo de hombre, busca un tipo de relación". Recuerdo perfecto la primera vez que le dije eso a una paciente y abrió los ojos sorprendida como diciendo… "¿qué diablos dices".

DESCUBRE MÁS

 

Sí, sé que suena raro, pero ahora te explico. ¿Alguna vez te has descubierto o has escuchado a alguna amiga describiendo a su pareja ideal? Suena más o menos así: 'guapo, inteligente, carismático, sensible, trabajador y apegado a su familia'.

Si alguna vez has enumerado las características 'ideales' que te gustarían en una persona, no te sientas mal ¡todas lo hemos hecho! En todos lados nos bombardean –a hombres y mujeres- con esto; en general, nos enseñan a buscar a "esa" persona especial.

Lo malo de lo anterior es que no nos enseñan a ver para qué queremos a alguien esas características 'especiales' (guapo, inteligente, carismático, sensible, trabajador y apegado a su familia). Y es que a la mejor quiero una persona trabajadora, porque siento que eso me va dar estabilidad en el relación, pero esto no es del todo cierto. Puede que la persona en cuestión sí sea muy trabajadora, pero su prioridad sea el trabajo y sea súper workaholic y yo viva en la incertidumbre de nunca saber si la veré o no, porque no tiene horario de salida.

Por ejemplo, tuve una paciente que apenas llegó conmigo insistía en que lo que ella quería en su vida era un arquitecto. Sí, así de específico. Cuando fuimos trabajando en todo lo que para ella significaba que un hombre fuera arquitecto y pudo ver que eso sólo era su interpretación y por lo tanto, lo que ella creía que alguien con esa profesión le iba a dar, decidió optar por abrir su abanico de opciones y empezar a buscar un tipo de relación en vez de un tipo de persona.

Piénsalo así: muchos tipos de hombre te pueden dar la relación que buscas, pero un tipo de hombre no garantiza la relación que buscas. Es decir, mejor empieza a observar qué tipo de relación te gustaría crear; tal vez una relación cercana, basada en la confianza, empática y donde te sientas aceptada así como eres. Si es así, ahí es donde tu atención necesita estar puesta, la vida nos da muchas sorpresas, muchas veces de quien menos te lo esperas.

A veces nos obsesionamos y cerramos tanto con una lista de 'ideales' que nos perdemos de mil y un oportunidades que nos pone la vida para hacer algo diferente, para crear –de hecho- la relación que queremos, pero que como no va con nuestro "ideal" no pelamos. Así que, mi recomendación: haz tu lista del hombre o la mujer perfecta y a lado de cada cualidad, pregúntate: "¿Qué creo que me va a dar esto?" para que puedas empezar a ver qué es eso que estás buscando en realidad y tus posibilidades de sí tener la relación que quieres, aumenten.