Estos son los errores que cometen los ecuatorianos a la hora de conquistar a una mujer

Conquistar a una mujer no es tarea sencilla, los hombres la ven difícil muchas veces a la hora de acercarse a una fémina que les atrae y hay varios errores que cometen a la hora de la conquista. ¿Qué opinan chicas?

Por Gabriela Vaca Jaramillo

La sexóloga July Ruiz abordó sobre los desaciertos de los ecuatorianos a la hora de acercarse a una mujer para conquistarla. Seguramente ha surgido esta gran interrogante de qué pasó en el proceso sin alcanzar el objetivo tan ansiado de salir con la persona que más te gusta hasta enamorarla.

Incluso hemos escuchado comentarios machistas que ofenden a las mujeres porque ya saben "lo que no nace, no crece". Y es sencillo, no se puede forzar esta situación. Hay que ser muy concientes que si una mujer es muy exigente a la hora de encontrar su alma gemela es porque está en juego con quién compartirá su vida. Y también aplica para los hombres, aunque parezcan muy descomplicados, pues también lo hacen.

DESCUBRE MÁS:

 

Para Ruiz son muy evidentes estos errores, por ejemplo:

– "Se las dan de muy machos", cuando hablan de sus conquistas pasadas o alardean de que son muy cotizados por las mujeres.
– Cuando usan mucho perfume. Los varones ecuatorianos en muchas ocasiones abusan de las lociones.
– No muestran señales de caballerosidad que se han perdido con el tiempo; abrir la puerta del auto, arreglar la silla, hacerla pasar primero, entre otros.
– Pedir pagar la mitad de la cuenta. En una primera cita como señal de galantería siempre se espera que el chico invite, luego es má sfácil hacerlo "a medias".
– Insistir cuando no hay química, con mensajes o llamadas.
– Usar el alcohol como táctica en la primera cita y más aún que sea en su propio departamento. Es ideal que la primera salida siempre sea en un lugar público ya sea para comer o tomar un café.

Sin embargo, para Ana Lucía Carrión, psicóloga experta en relaciones de pareja, otro de los principales errores de los ecuatorianos al momento de conquistar es el uso de los "piropos groseros" o subidos de tono hacia una mujer. "Lo lamentable de esto es que muchos, incluso las supuestas 'halagadas' creen que está bien cuando en realidad son mensajes con obscenidades", afirma Ana.

Otro fracaso al momento de conquistar es cuando la persona cree saber lo que le gusta al otro. "He tenido pacientes que tratan de complacer a la persona que le gusta con cosas que piensan les puede cautivar. Esto tiene que ver cuando un chico, por ejemplo le regala chocolates a una joven que ni siquiera tolera la lactosa o por otros aspectos. La recomendación es investigar un poquito más sobre las afinidades de la persona a la que se va a conquistar para no generar el efecto contrario.

¿Cómo se logra esto? Es una prueba para tu ingenio. Puedes acercarte a su mejor amigo, ver sus gustos en redes sociales o si tienes relación con algún familiar, mucho mejor. Cabe destacar, que no vas a regalar cosas íntimas como ropa interior o algo de vestir porque no sabes con lo que puedes enfrentarte", explica.

Los objetivos del conquistador pueden, también, tener máscaras. Talvez se muestra amable y muy respetuoso al inicio pero a la primera oportunidad surge alguna propuesta para "estar solos en un lugar más íntimo". Esto debería evitarse cuando se quiere iniciar algo. Hay que ser pacientes e ir despacio, incluso hasta para que haya magia entre esas dos personas.

"Hay que aceptar que a veces la otra persona ni siquiera está lista para dar un beso. Muchos creen que en la primera o segunda cita está todo arreglado para tener intimidad y hay que tener mucho cuidado porque la percepción de esto resulta ser negativa", detalla Carrión.

Pero eso no es todo, cuando la confianza va naciendo entre dos personas que se gustan es importante mantenerla y acrecentarla con mucha honestidad.

"¿Qué significa esto? De primera mano no vas a decirle que quieres ya conocer a su familia, peor aún si son todavía amigos o conocidos. Muchos pacientes se frustran porque asumen que cuando apenas empiezan a salir ya quieren inmiscuirse en su círculo íntimo familiar. Todo debe surgir naturalmente, sin forzar nada", considera la experta.

Entonces todo radica en la sutileza del plan de la conquista. Hay que saber llegar y sorprender a la persona. Es bueno conocer a la persona en entornos donde puedan conversar y saber las cualidades conjuntas.

Obviamente existen quiene que buscan una aventura pero en este caso la mujer es la que decide si quiere ser parte de ello o de algo más relevante.