"Me acabo de enterar que mi pareja es gay": una experta te dice qué hacer

Se trata de un golpe fuerte para cualquiera, por eso una experta nos dice algunos posibles caminos para enfrentar esta situación

Por Valeria Schapira

Experta en relaciones para Match.com

Todo parecía andar sobre ruedas en tu relación hasta que un buen día, sin aviso previo, él o ella te confesó –o te enteraste– que le gustan las personas de su mismo sexo. Es probable que hayas sentido una enorme decepción: esto no era lo que habías planeado para tu vida sentimental.

DESCUBRE MÁS

 

Seguramente haya habido señales y tú no las hayas podido ver. No se te ocurra culparte por eso. El inconsciente suele hacer jugarretas para protegernos del dolor. Si te enteraste que tu pareja es gay, hazte las siguientes preguntas:

– ¿Crees que se trata de una traición? Es muy común que quienes se enteran que su pareja no es heterosexual, piensen que han sido víctimas de un engaño. No es algo personal contigo. Alguien que decide 'salir del closet' y desarmar una construcción vincular, seguramente está sufriendo por no haber podido tomar la decisión antes, por no estar seguro de sus sentimientos, por miedo a lastimarte… Sal de tu ombligo y escucha lo que el otro tiene para decir. No sólo tú estás sintiéndote confundida. Si quieres lo mejor para esa persona, podrás entender que su felicidad está en seguir su deseo.

– ¿Y los hijos? Cuando hay niños, lo mejor es hablarles desde el corazón y contarles lo qué está pasando con mamá y papá. Es importante adecuar el relato a la edad que tengan pero no andarse con rodeos. Lo más probable que si se les habla con amor y honestidad, acepten la situación sin conflicto. Que sus padres hayan decidido no seguir juntos, no cambia en nada el vínculo con ellos. Relájate, puede que hasta mejore.

– ¿Y los demás? Esos otros que te preocupan pueden incluir a la familia, los compañeros de trabajo, la escuela de los niños, etc. No hemos de explicar a nadie nuestras elecciones y mucho menos, hacernos cargo de su mirada sobre las mismas. ¿Acaso alguien te consulta qué hacer con su pareja? Puede que un íntimo amigo. Conversa con él o con ella si eso te hace sentir mejor pero no tienes porqué informar de tu vida privada a nadie más.

– ¿Pido ayuda? Si manifiestas enojo, resentimientos y no sabes cómo manejar lo que está ocurriendo en el seno de tu pareja, anímate a pedir ayuda. Muchas veces la vida nos confronta con este tipo de desafíos para que conozcamos nuestra capacidad de reinventarnos. Verás más adelante que se trata de una experiencia en el camino de tu evolución y de amor incondicional hacia los demás.

Puede que hoy no seas capaz de verlo pero muchas parejas que atraviesan esta situación logran tener una relación excelente de amistad y confianza con el tiempo. Lo importante es actuar siempre desde el corazón.