¿Por qué los millennials tienen fobia al matrimonio?

Personas menores de 36 años prefieren tener la libertad de conocer a más personas en lugar de comprometerse con una sola. Te decimos la razón

Por Ian Lang

Una nueva publicación en el blog de Scientific American analiza la percepción generalizada de que los millennials (personas nacidas entre 1980 y 2000) son menos propensos a comprometerse que las generaciones anteriores. Es cierto en términos generales, pero es más complicado que eso.

Actualmente, a los millennials se les acusa de todo. De esperar menos de 10 mensajes para tener sexo, de seguir modas extrañas como teñirse el cabello de gris y de ser prepotentes. Además, se cree que están menos dispuestos a comprometerse y sentar cabeza que las generaciones previas. En Scientific American, la escritora Elizabeth Landau analizó los datos disponibles y encontró que es cierto. Los millennials son menos propensos a casarse en sus 20s que otras generaciones, en 2014, 64% de aquellos entre 18 y 29 años eran solteros y vivían solos. Pero, como explica Elizabeth, las razones son más complicadas que un simple miedo al compromiso.

        DESCUBRE MÁS:

Uno de los problemas que menciona Landau es el exceso de opciones. Cuando a una persona se le presentan demasiadas alternativas, de hecho se reducen las probabilidades de que tome una decisión. Es cierto al hablar de sabores de helado y es cierto con las parejas románticas. La proliferación de aplicaciones de citas en línea conduce a la gente a pensar que tiene más opciones que antes. Evitan comprometerse porque saben que podrían estarse perdiendo de algo mejor. Los millennials también practican algo llamado "amor lento", lo cual es prácticamente lo opuesto de lo que el nombre indica: la gente joven prefiere salir y dormir con muchas personas distintas, en parte porque quieren estar absolutamente seguros cuando elijan a alguien para comprometerse.

Hay otro factor importante: los millennials tienden a vivir en casa de sus padres más tiempo que las generaciones previas, haciendo más difícil el desarrollo de una relación. No es precisamente sexy llevar a tu cita a casa de tus padres y muchos padres continúan imponiendo reglas estrictas a sus hijos adultos. Los millennials también tienen la mayor cantidad de sexo premarital de cualquier generación encuestada, eso significa que para ellos el matrimonio no es un camino necesario para obtener sexo.

No es que los millennials no quieran comprometerse, lo que pasa es que tienen su propia forma de hacerlo. De hecho, la forma millennial podría ser mejor. Una encuesta encontró que los matrimonios que comenzaron en línea son un poco menos proclives a terminar en divorcio y aquellos que conocieron a sus parejas en internet reportan niveles de satisfacción más elevados también.

Imagen foto_00000003