Estas son las 5 claves para manejar un presupuesto en pareja

La falta de planeación y la competencia económica son algunos de los riesgos financieros de un matrimonio joven.

Si junto a tu pareja están pensando en contraer nupcias o aventurarse a vivir juntos, uno de los temas que deben dejar claro desde un inicio es el de las finanzas, dado que un mal manejo de los recursos en los primeros meses de casados puede derivar en el deterioro de la relación y una eventual ruptura.

Antes de casarse, para los especilistas en finanzas personales, es indispensable tener un ahorro equivalente a seis meses del gasto mensual , el cual actuará como colchón ante eventuales imprevistos.

Asímismo, se deberá estar consciente del cambio radical al que será sometido su presupuesto, ya que comenzar esta nueva etapa de su vida conlleva responsabilidad y disciplina.

DESCUBRE MÁS: 

Estudio revela la clave para tener un matrimonio exitoso

10 clásicas mentiras que los hombres casados le dicen "a la otra"

Esta es la danza 'haka' que sorprendió e hizo llorar a unos novios en su boda

Actualmente es común que ambas partes en una pareja trabajen, así que mediar las finanzas en el hogar es responsabilidad de los dos.

En este sentido, el presupuesto mensual es una herramienta que debe aparecer en el primer año y seguir el resto de la vida en pareja; de ahí la importancia de evaluar las metas y realidades financieras a las que la nueva pareja se enfrentará.

La buena administración de las finanzas permite a la pareja reducir el estrés, vivir más tranquilos, tomar mejores decisiones y estar preparados para afrontar emergencias. Es una de las formas más sencillas para que la pareja se labre un mejor futuro.

Estas son las claves a tomar encuenta para elaborar tu presupuesto de pareja:

1) Hablen de ello y lleguen a un acuerdo

Decidan quién llevará las cuentas. Compartan sus metas personales. Definan cómo se encargarán de los gastos comunes. Hablen con sinceridad sobre sus ingresos. Una pareja es un equipo. Para que funcione es fundamental que no haya secretos y que aprendan a tomar las grandes decisiones financieras en conjunto.

2) La tranquilidad financiera

Identifiquen todos sus ingresos, todos los gastos comunes que deben hacer obligatoriamente (como pago de alquiler) y todos los otros gastos individuales. Una regla de oro es que la pareja debe gastar menos de lo que gana, para poder ahorrar. Si esto no sucede, conversen sobre qué gastos pueden reducir.

3) El fondo para emergencias

Las emergencias llegarán tarde o temprano y cuando lo hagan, es muy probable que necesiten dinero. Lo importante es estar preparados. Separen una parte de sus ingresos cada mes para tener un fondo de emergencia. Es lo primero que deben hacer cuando reciben sus sueldos. Este ahorro les permitirá vivir con menos preocupaciones y resolver rápidamente cualquier eventualidad como enfermedades, accidentes o eventuales despidos laborales de alguno de los dos.

4) El ahorro es óptimo

Una vez que tengan un fondo para afrontar emergencias, consideren tener un fondo de ahorros para metas comunes. Puede ser llevar a cabo un viaje, comprar un auto, una casa y la educación de los hijos. Ahorrar todos los meses para metas en común es lo que les permitirá llevarlas a cabo con todas las satisfacciones que eso trae. Algunos especialistas recomiendan ahorrar por lo menos el 10% de los ingresos, aunque más importante que el monto es que ahorren todos los meses.

5) Ser pacientes

Lograr entenderse no siempre es fácil, sobre todo en el control de los gastos. Todas las parejas atravesarán tarde o temprano dificultades con el dinero. Muchos querrán conseguir un patrimonio financiero más rápido de lo que pueden, y no es inusual que se presenten frustraciones. Pero no hay razón para desesperarse. Si son responsables con el manejo de sus finanzas y tienen buena comunicación, el único ingrediente que se requiere es la paciencia. Dense ánimos mutuamente.

 

EN FOTOS: 

Revelador estudio: 72% de los hombres casados prefieren el fútbol sobre el sexo ¡Mira los datos!

Include SSI

Y EN VIDEO:

Las 10 películas más románticas para ver con tu pareja