Conoce las propiedades del aceite de coco

Conoce los geniales beneficios de preparar tus comidas con aceite de coco.

Para qué ocultarlo, el aceite de coco es uno de los elementos aliados en la cocina, no sólo por su aroma, su sabor o sus muchos usos, sino porque realmente es un alimento lleno de propiedades nutritivas.

Aunque hoy en día lo amamos, el aceite de coco tuvo una época oscura donde se le consideraba lo peor de lo peor. No porque el aceite de coco sea malo, sino porque la variedad virgen del mismo no estaba disponible en los 90s y 80s en los supermercados. La verdad es que la variedad usada en esos tiempos era bastante peligrosa para la salud. Contenía grasas trans y compuestos que alentaban al colesterol.

Por suerte, hoy en día la producción de este aceite ha cambiado para bien, trayendo bastantes beneficios a sus consumidores, y un sustituto de mantequilla al mundo vegano. Aquí te dejamos los beneficios que puedes obtener al cocinar tus alimentos con aceite de coco.

El aceite de coco podría ayudar a perder peso

Por sus cualidades, es un elemento que te ayuda a no sentir hambre por un buen rato. Ya que comes de manera menos frecuente, consumes la grasa que tenías almacenada, especialmente la que es abdominal (y de un tipo peligroso). En un estudio de 2009, 40 mujeres trataban de perder grasa abdominal. Sin embargo, las que consumían aceite de coco tuvieron muchas menos dificultades para perder peso que las que no lo hicieron.

Puede ayudarte a reducir el colesterol

Ya que este tipo de aceite tiene un alto contenido de ácido láurico, puede tener este efecto, así como a reducir la presión arterial. Este aceite es un 40% ácido láurico.

Estimula el metabolismo

Viaja directamente al hígado, sin necesidad de hormonas o enzimas en la digestión. Se utiliza para la energía y no se almacena como grasa. También ayuda a darte una sensación de saciedad por mucho más tiempo.

Puede aumentar la fuerza de tus huesos

Permite una mejor absorción de calcio, vitamina D y otros minerales, por eso si vas a tomar vitaminas, acompáñalas de una cucharada de aceite de coco.

Combate infecciones

Se ha demostrado que gracias a sus propiedades antibacterianas, antivirales y antimicrobianas, puede ayudar a combatir infecciones como la cándida o la levadura en el cuerpo, incluso hongos en los pies. ¡Vaya!

Ayuda a tu corazón, hígado y riñones

Ya que el aceite de coco contiene muchos antioxidantes, reduce el estrés oxidante en estos órganos. Lo que es más, algunas poblaciones del mundo, como los Tokelau de Nueva Zelanda, cuya fuente principal de calorías es el coco, no tienen ninguna evidencia de enfermedades de corazón y están entre las personas más sanas del planeta.

Algunos estudios hablan también de bondades para el cerebro y prevención del Alzheimer, sin embargo aún no hay suficiente investigación que arroje conclusiones contundentes. En este aspecto, se ha experimentado con ratas, lo cual no quiere decir que funcionará de la misma forma en humanos, pero ojalá también nos sea útil para este propósito.

La verdad es que el aceite de coco, de la variedad orgánica, apenas se ha reintroducido a nuestras cocinas y nuestras vidas con diferentes ojos, por lo tanto, seguro hay muchas bondades sobre él que aún desconocemos. Sin embargo, no lo olvides: debe ser aceite virgen para que obtengas estos beneficios.

Fuente: Authority nutrition, Wellness mama y Huffpost