7 claves para un “cool” regreso a clases

Ahora puedes diferenciarte con un presupuesto limitado.

Se acabaron los tiempos en los que si eras un estudiante con un bolsillo apretado no podías más que heredar lo que dejaban tus hermanos o comprar opciones opacas y sin gracia para volver a clases. De hecho, gracias a la democratización de la moda, hoy hay bastantes opciones para todos los presupuestos para crear tu propio estilo.

Mochila

 

Mochila, mariconera, lapicera
Kit 3 piezas – Beige
De: $659.00 (-31%)
A solo: $449.00

adquierelo-0fb3cb263f4e0bd8f03bd108dc2c3cb8.jpg

Ropa: Marcas interesantes a buenos precios

Who said Denim + T-shirt had to be a boring look? 😉

A post shared by Stradivarius (@stradivarius) on

Ya no tienes por qué suspirar ante los aparadores de ropa “diferente” solo porque no puedes comprarla. De hecho en Ela, Koaj, Stradivarius, Forever 21, Bershka y Pull and Bear, así como en Zara y H&M, hay ofertas y prendas que van acorde con las tendencias que ves en tus influencers favoritos de Instagram. Desde hoodies rosado millennial hasta las prendas de rayas de la temporada, o la chaqueta tornasol. Puedes también aprovechar que hay época de rebajas y hacerte de buenas piezas. Asimismo, puedes ir a las tiendas de diseño local depende de lo que busques y de tu presupuesto. La ropa de segunda mano, en Mercado Negro y los mercados de pulgas, también son una gran opción.

Pero, ¿qué compro?

Lo que quieras, depende de cómo lo quieras expresar. Eso sí, te aconsejamos llevar zapatos cómodos, porque en las universidades colombianas el piso no es lo que se diría plano. No necesariamente tienes que recurrir a los “Converse”: de hecho hay opciones como mocasines, baletas, zapatos de tacón bajo (para los que no caminan tanto), tenis de glitter, con estampado y hasta mules para poder caminar.

Tampoco tienes que ceñirte a los jeans de siempre: los pantalones de pata elefante, los harem, y con estampados y rayas también son una opción combinable. Eso sí, tienen que combinar y durar si no tienes un presupuesto holgado.

Hazte de una buena chaqueta (la que tu quieras, aunque si quieres que sea para todo, búscala en un color neutro). Si te gusta brillar las lentejuelas no están prohibidas, el glitter tampoco y las bomber menos. Y si no sabes por dónde comenzar, busca en Pinterest y en Instagram cosas que te atraigan para hallar inspiración.

¿Y de accesorios?

La mochila grande que parece una nave espacial puede ser una opción si lo que cargas contigo es toda la casa, pero incluso en marcas de diseño locales (puedes ir a Bogolab, Casa Cubo,  Ciudad Freak, Rock and Rola, para comenzar) encontrarás opciones grandes y con temas interesantes.

Ahora, si lo tuyo es definitivamente cargar poco, el espectro puede abrirse: en tiendas fast fashion encuentras bolsos genderless de todo estilo acorde con tus necesidades estéticas y funcionales, desde totes, hasta mini-boxes, e incluso mochilas sin asa. Eso sí, fundamental que sirva para todo (y con todo nos referimos a que puedas usarla en otros espacios si no tienes mucho presupuesto).

Y en útiles, ¿cómo andamos?

En las épocas de antes, las agendas de cuero señoriales eran lo máximo, o el cuaderno de Giordano y todos esos motivos que hacían para los niños de bachillerato. Hoy las agendas son un poco más estéticas y depende de lo que estés buscando. En Panamericana hay bastantes opciones, en Taschen hay agendas cool para los más artísticos y también, por los lados del centro comercial Atlantis, hay marcas alternativas, así como por las tiendas independientes de diseño de la 53 con séptima para arriba. Ojo, el que busca encuentra.

“Coca” club

Lo que más detesta uno como estudiante es encartarse con más cosas aparte de libros, fotocopias, etc. etc. Pero si no hay dinero para irse a “restaurantear” todos los días, figuró coca. Y llevarse el tarrito de los Chocorramos no es una opción (por más práctico que parezca). De hecho, en las grandes superficies hay varios recipientes de diseño decente, de colores, etc., que no harán que te encartes tanto. Pero si no hay microondas, una lonchera eléctrica es una opción.

Eso sí, para evitar accidentes y olores de comida dentro del bolso, lo mejor es llevarlo por aparte en un bolso presentable, que no sea de compra, ni sea de plástico ni de papel. En GEF y otras grandes marcas hay bolsos de tela  con diseños entretenidos o sobrios, como quieras, para cargar ese elemento extra si es demasiado grande. Ahora, si te arriesgas a llevarlo en el bolso, puedes envolverlo en ese bolso de tela pero sellado debidamente con bolsa plástica. En serio, todo tiene que ser a prueba de accidentes.

Otras cosas necesarias

¿Sombrilla? En una ciudad como Bogotá es necesaria. No, no te lleves el paraguas de tu abuelo cachaco con el que puedes dar bastonazos, es un encarte innecesario. O bien puedes encontrar opciones decentes, como en Pylones y marcas de fast fashion, o las de menor precio están bien. Eso sí, siempre guárdalas en un contenedor de plástico para no mojar todo. ¿Computador? Cool, puedes encontrarle un forro en varias tiendas de tecnología o de diseño que te guste o un bolso acorde.

Ahora, compra de cada pieza necesaria (bolso, morral, chaqueta, zapatos), tres versiones para combinar. No se te olvide un cargador para tu celular, porque no siempre en clase podrás cargarlo. Y un candado, por si quieres ir al gimnasio o asegurar tus pertenencias. También puedes encontrarlos en grandes superficies a un buen precio.

Eso sí, recuerda, busca más que todo expresarte. Las marcas las tienen todos.

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO