Tatuarse las pecas: la nueva moda que ha impuesto Meghan Markle

Meghan Markle se ha convertido en un icono y fuente de tendencias desde que anunció su compromiso con el príncipe Harry.

Meghan Markle se ha convertido en un icono y fuente de tendencias desde que anunció su compromiso con el príncipe Harry.

Sus looks son copiados por las mujeres de todo el mundo, pero ahora están imitando más que eso, y son las pecas de la Duquesa de Sussex.

El efecto Meghan Markle ha hecho que aumenten las peticiones de tatuajes de pecas para todo tipo de rostros o que las mujeres las creen a gracias a algunos buenos trucos de maquillaje.

Porque además de feminista y firme defensora de la igualdad de género en muchos aspectos, Meghan acaba de añadir a su currículum el de presumir de rostro con pecas naturales, sin taparlas y dejándolas al aire.

Y esto, por supuesto, está haciendo arder las redes desde entonces, sobre todo en Instagram, hasta el punto de crear una auténtica comunidad de belleza al respecto y donde hay un sinfín de hashtags que rezan #fakefreckles o #tattoedfreckles con los nuevos looks de las usuarias.

La artista de tatuajes de Hollywood, Gabrielle Rainbow, ha confirmado el incremento de esta tendencia en todo el mundo.

¿Cómo se hacen los tatuajes de pecas?

Los servicios de tatuajes de pecas llevan como una hora hacerlos y los resultados prometen durar como unos tres años. Con el tiempo, el tono de las pecas se suavizan y se vuelven más naturales.

Sin embargo, implican algunos riesgos para la salud y la piel porque el 60 por ciento de los colorantes de la tinta de los tatuajes son azopigmentos que pueden liberar sustancias cancerígenas.

Te recomendamos en video