Moda

Trinidad De La Noi: "Me carga que digan que las modelos somos tontas"

Con sólo 19 años se pasea por pasarelas, revistas y campañas internacionales, pero no quiere establecerse en el extranjero. Visualiza un futuro viajando constantemente para no dejar a su familia, su cable a tierra.

Fotos:  Gonzalo Muñoz F. Maquillaje y Peinado:Sole Donoso A.

Producción de Moda: Rodrigo Álvarez Novoa. Asistente de Producción: Priscila Navarrete G. Agradecimientos a Hotel Director, Vitacura 3600.

Gracias a su carisma, altura envidiable y rostro de proporciones perfectas para la industria de la moda, se transformó en la modelo más destacada de nuestro país. Sus primeros pasos los dio a los 14 años en la agencia Elite Model Chile. Ganó el concurso nacional, se posesionó en el segundo lugar del certamen internacional en Shanghai y ya pisó las pasarelas del Fashion Week de Nueva York y Milán ¡Tiene sólo 19 años!

En sus pocos momentos libres le gusta pintar y dibujar, y muchos le aconsejan que estudie Diseño de Vestuario. “No sé todavía si inclinarme por Diseño para crear mi propia colección, o Periodismo. Me queda tiempo todavía para decidir. Planifico estudiar en tres años más. ¡Me da lo mismo ser la ´mamá mechona´ de la universidad!”, comenta entre risas.

Ahora está enfocada en su trabajo como rostro de marcas –por ejemplo, Pantene y M.A.C–, constantes desfiles y shootings editoriales. A diferencia de otras modelos de pasarela, es además bastante conocida en televisión gracias a algunas apariciones. No le teme a la cámara, pero por ahora no pretende trabajar en ese formato, aunque no descarta nada. “Voy porque me llaman para preguntarme sobre mi carrera, pero nunca me verán en un escándalo, porque no soy muy loca”.

¿Qué pasó con ese sueño de convertirse en un “ángel” de Victoria’s Secret? El 2016 no quedó entre las seleccionadas, este año la volvieron a llamar para el casting, pero no pudo viajar. “Estaba súper organizada para octubre, pero al final se hizo en agosto, había perdido mi pasaporte con la visa de trabajo para Estados Unidos, así es que no alcancé. Mala suerte, pero todo pasa por algo, no me amargo. Es mi sueño estar ahí, porque es lo más alto a lo que puede llegar una modelo”.

¿Qué mitos sobre las modelos te parecen sin sentido?

Que no comen, que somos anoréxicas. Personalmente como de todo y no hago nada de dieta. De hecho soy mala para las ensaladas y amo las pastas. Dentro del mundo de las modelos hay de todo, pero como en todas las profesiones. Cuando vivía en Nueva York muchas comían sólo lechuga, pero no todas se cuidan tanto. También me carga que digan que las modelos somos tontas. ¿Antes de ser modelo era inteligente, y ahora soy tonta? Lo encuentro una tontera demasiado grande.

trini

¿Alguien te lo ha dicho?

¡No, estai loca! Me lo llegan a decir…, ¡que alguien se atreva a decírmelo! En general toda la gente que me sigue en las redes (@trinidaddelanoi) me dice puras cosas buenas. Dos veces al año alguien me escribe algo mala onda desde un Instagram falso, personas envidiosas, pero no pesco esos comentarios.

¿Tienes filtro?

Mira, si me entero que dices algo malo de mí, iré a preguntártelo de frente. No me puedo quedar callada con lo que siento. Voy con las cosas siempre de frente, es lo más sano. No dejo que nadie me pase a llevar, ni a mí ni a mis seres queridos. No me voy a quedar callada, siempre voy a defender lo que es mío. Prefiero defenderme a que alguien lo haga.

¿Te consideras una mujer segura?

Sí, soy súper segura de mis capacidades, de lo que puedo llegar a ser. Pienso que quiero hacer tal campaña, y no dudo que algún día la haré. Más que segura, soy muy positiva. Si alguien tiene que hacerlo, ¿por qué no puedo ser yo?

¿De dónde viene esa seguridad? ¿Tu mamá se preocupó de cultivarla?

No sé por qué, la verdad. Mi mamá se ríe porque le digo que lograré las cosas. Si bien cree que lo puedo hacer, se pone el parche antes de la herida, “está bien que lo quieras lograr, pero igual no te frustres si no”. En general todas las metas que me he puesto las he cumplido, de forma lenta pero segura. Todo lo que he hecho y lo que tengo no apareció de un momento a otro; llevo cinco años trabajando en esto.

¿Pero alguna vez te insegurizas?

A veces estoy en un casting y pienso que quizás no quedaré. En el Elite Model Look, en Shanghai, durante tres días pensé que eran todas súper altas, súper flacas, súper lindas, y yo era la más normal dentro de todos esos palitroques. Pensé que era imposible ganar, y me sentí insegura. Al final le dije a mi mamá que quizás podría ganar, porque alguna tenía que hacerlo. Y salí segunda. Pero sí, también paso por momentos de inseguridad.

Dentro de ese ambiente, ¿se crean lazos amistosos?

Sí. Bueno, como en todas partes, hay gente envidiosa, pero en el concurso, por ejemplo, igual me hice amiga de todas, y a lugar que voy me encuentro con alguna. El año pasado estuve con una modelo de Mozambique que no veía hace cuatro años. Tuve sólo momentos buenos, ¡nadie me escondió un zapato! Pero siempre hay alguna que te mira en menos y que piensa que es mejor que tú…

Bueno, es normal la envidia. Yo envidio a cualquiera que viaje seguido…

En el modelaje no soy envidiosa, porque sé que vienen otras pegas. No me puedo enojar con otra modelo, qué culpa tiene ella si el cliente la escoge. Lo único que me enoja es cuando alguien rema para el otro lado.

trini

¿Eres pudorosa? ¿Se puede ser pudorosa siendo modelo?

Conozco a todos los equipos desde chica, y cuando estoy haciendo fotos soy cero pudorosa, trabajo súper relajada. Si me tengo que cambiar de ropa delante de ellos me da lo mismo que me vean en sostén y calzón, y menos si conozco al equipo. Pero no poso en revistas sin ropa o en ropa interior.

¿Por qué?

No me gusta mostrar mi cuerpo porque sí a todo el mundo. Como partí a los 13 años me he negado, y lo mantengo no más. No me siento cómoda. El traje de baño me da lo mismo, aunque algunos piensan que es parecido, pero moralmente no es lo mismo. No hago campañas de lencería, ¡sólo la haría para Victoria’s Secret!

¿Cómo se maneja la presión laboral a los 19 años?

Soy súper relajada. Tengo una agenda y ahí anoto todo lo que tengo que hacer. Yo manejo mis tiempos, reuniones y entrevistas, y lo he hecho bien hasta ahora. Hay semanas súper ocupadas, y otras relajadas. En general no me estreso, a no ser que esté mal genio.

¿Eres mal genio?

Soy más bien risueña, pero como todos a veces ando en días que no quiero hablar con nadie. Qué lata tener la obligación de ir a un evento y hablar con gente con la que no quieres hacerlo. A todos les pasa. Además no soy mañanera. Recién media hora después de despertar puedo hablar; antes parezco zombie. Aunque lo más tarde que me despierto es a las 10 de la mañana. No duermo más.

¿Cómo sabe una modelo que tiene talento, además de ser bonita?

El modelaje es cosa de actitud. Tienes que tener personalidad, no puedes ser tímida o calladita. Tampoco puedes mostrarte pesada o mal genio en el trabajo. Mujeres lindas hay en todas partes, pero si una es más pesada, los equipos van a priorizar a la modelo con la que lo pasan bien, aunque quizás no sea tan linda. Cuando el equipo está en armonía, en sintonía, salen lindas las cosas. Tienes que tener la disposición de hacer todo. Te pueden maquillar horrible, como un payaso, pero tu trabajo es ser modelo. Si hacemos una moda, y te quieren poner sin ceja o sin pelo, es tu pega. La pega del modelaje no es para alguien que sólo quiera ganar plata, porque se notará que no lo pasas bien.

¿Tu manejas tus platas?

Soy súper ordenada. Mi mamá me enseñó a invertir. Igual a veces gasto en cosas que me gustan; si quiero una cartera o zapato caro, me lo compro. Yo gano mi plata y me puedo dar algunos lujos, pero el 85% de lo que gano, se ahorra. Me estoy haciendo mi colchón ahora, pienso en mi futuro. Más adelante quiero estudiar, pero no sé lo que pueda pasar.

¿En Chile tienen futuro las modelos de pasarela?

En Chile no hay nada. Sólo se puede partir como modelo, por eso me quiero ir. No lo he hecho hasta ahora porque este año firmé con varias marcas y he tenido mucha pega.

Rico disfrutar del país también…

Llevo cinco años trabajando en esto, salí el año pasado del colegio, viajé todos los veranos, di pruebas atrasadas. Salía a las 8 de la mañana de mi casa y llegaba a las 10 de la noche. A mil por hora. Lo bueno es que antes el peak de la carrera de modelaje era entre los 16 y los 21, pero ahora es entre los 20 y los 25 años.

¿Por qué el cambio?

En Estados Unidos y Europa se dictaron muchas leyes que protegen a las menores de edad. Además a las marcas les gustan mayores de 21, mujeres más grandes, porque si son menores se habla de trabajo infantil. Y como recién tengo 19 decidí tomarme un año en Chile para mi sanidad mental. Mis amigas entraron a la universidad, y no quiero quedarme sin ellas. Estoy en un momento pleno de mi vida: feliz en el trabajo, con mi familia, con mi pololo, mis amigas. He hecho todo lo que he querido.

¿Te hace ruido que tu entorno entre a la universidad, conozca otros círculos?

Claro, por eso me quedé en Chile también. Me entró la crisis cuando todos mis amigos postularon a la universidad, y pensé en hacerlo también. Pero si me metía después me iba a arrepentir, porque mi peak está ahora en el modelaje. Igual veo a mis amigas todas las semanas, voy con ellas a sus carretes, y no me arrepiento de la decisión de quedarme en Chile.

trini

¿Eres carretera?

Como dice mi mamá, soy bien abuela. Carreteo dos veces al mes, y muchas veces prefiero quedarme acostada viendo una película. Soy súper friolenta, y me da mucha lata salir de la cama. Me considero súper hogareña.

¿Te vas a vivir a Nueva York?

No, me iré y volveré continuamente. Me iré cuatro meses, y volvería a Chile tres. Mis amigos y mi familia están acá, nunca dejaré Chile.

Hace algunos meses tienes un nuevo pololo (Cristóbal González), que te acompaña harto a los eventos. ¡Qué suerte!

A él le encanta, lo pasa chancho conmigo. Si no va es porque no puede no más.

¿Tiene relación con el mundo de la moda?

No, nada. Está en último año de Ingeniería Civil Industrial y además hace un magíster. Nada que ver.

¿Cómo mantendrán la relación en el futuro?

Soy de conversar todo, lo que me gusta o no me gusta. Estoy feliz con él, hablamos todo y me apaña cuando tengo que viajar. Me dice que me vaya, que me espera. Él no ha sido el límite para irme. Lo echaré de menos, sí. Pero creo que si tu pareja te pone límites es porque no te quiere lo suficiente. Alguien que te quiere no te haría eso. En una relación uno tiene que aceptar y apañar al otro.

Como es más grande, puede irse contigo quizás.

Obvio. Mientras esté todo bien y lo pasemos bien juntos, increíble. Hasta ahora somos súper cómplices.

CREDITOS ROPA:

Blusa, Alaniz en Paris; corset, Topshop en Paris; jeans, Gap; zapatos, Gacel; calcetines, Monarch; joyas, Swarovski.

Blazer, Ellus; body ,Miss Selfridge; coulotte, Flores; zapatillas, Fenty Puma; joyas, Swarovski.