Moda

Este es el estampado que debes tener porque no pasa de moda

Por Pamela Victoria Uribe. Publicista, Magíster en Comunicación Estratégica. Web: www.pamela-victoria.com.
Instagram: @Pamevictoria.

Hablemos de estampados, pero no de esos que aburren o colapsan, sino de aquellos clásicos, como el milenario Pied de Poulé o pata de gallo, herencia de los reyes del siglo XIX que nunca imaginaron que este famoso print iba a evolucionar tanto hasta llegar al clóset de nosotras, las plebeyas del 2017.

DESCUBRE MÁS:

 

As inspirações são constantes.. e nessa a @resimix não se acanhou e fez da moda, um cobogó! #piedpoule

Una publicación compartida de Topázio Acabamentos 💎 (@topazioacabamentos) el 5 de May de 2017 a la(s) 12:02 PDT

Hay tendencias que cansan, ¿se han dado cuenta?, esas que tooodo el mundo lleva. ¿Recuerdan la fiebre de las flores? Fue una locura, no terminaba nunca, las vitrinas, las revistas y el streetstyle, toda una gripe contagiosa que costó que pasara. Pero existen otras que no son furor en el retail, pero sí clásicos del buen gusto.

Usado en trajes por el excéntrico Príncipe de Gales hijo de la Reina Victoria, y defendido como el estampado ideal para looks masculinos por el Duque de Windsor en 1930, antes Coco Chanel, mi favorita, lo había trasladado al mundo femenino incluyéndolo en sus trajes y accesorios, en 1923. Más tarde Christian Dior, en los fabulosos 50´s, lo evolucionó a un print de pequeños cuadrados en colores negro y blanco, más similar al estampado vichy.

Gran vuelta, y buena historia, ¿no?

Llévalo a otro nivel y úsalo haciendo contrastes; es una excelente idea para hacer de este look un streetstyle de Pinterest, y dejar una que otra boca abierta. Azul Francia, verde esmeralda, rojo y burdeo son colores óptimos con los que este estampado es usado por mujeres entendidas en el tema, como las parisinas. Debieras tener en tu clóset blazers de un botón, pantalones con pinzas muy London Boy, vestidos tipo jumper, o maxi, como en el que salgo en la foto. Lo bueno es que son prendas que podrás usar una y otra vez, invierno tras invierno, y que pasarán a la lista de las inversiones, y nunca estarán en la de ropa que deshechas de una temporada a otra, o de la que termina bajo la almohada como tu nuevo pijama.

 

El estampado pequeño es el Pied de Poulé, y el más grande se llama Pied de Coq. Como consejo práctico es importante el tamaño de éste, ya que si necesitas disminuir figura debes ocupar el más pequeño. Otro buen tip es que si llevas un abrigo o un vestido largo, agrégale un constraste en color block, no lleves un total look ya que cansa un poco a la vista.

¿Dónde encontrarlo? Recomiendo primero, antes de salir a comprar, revisar el cajón de tu abuela o las chaquetas de tu mamá; créanme que allí va a estar.

Este estampado es casi una varita mágica que convierte un look simple en uno con aires franceses, muy de la gran ciudad y de mañanas ajetreadas con olor a café.