12 looks imperdibles para lucir espectacular en las Fiestas de Quito

Con tantas opciones para festejar a la "Carita de Dios" seguro resulta un dilema escoger los outfits ideales. Pero no te preocupes aquí te damos algunas opciones.

Por Patricio Nieto, personal shopper

Cuenta la leyenda que cuando Yves Saint Laurent tenía apenas 4 años, lloraba desconsolado cuando veía a una mujer mal vestida. Lo más probable es que el fallecido diseñador fue uno de los privilegiados seres humanos que nacen con una orientación estética innata.

No obstante, tengo la plena seguridad que Saint Laurent jamás hubiese imaginado lo importante que son la fiestas de Quito, pero sobre todo, el celebrarlas con estilo.

Los escaparates de las tiendas nos ofrecen un abanico de opciones para llevar en tan esperadas fiestas. Chullita quiteña presta mucha atención a estas recomendaciones:

Para eventos nocturnos, el encaje es una de las alternativas, lo puedes llevar en vestidos completos, blusas o porque no en un chal, ya sea en transparencias o tejidos metálicos, éste es sin duda el tejido más femenino y perfecto para la noche quiteña.

Las lentejuelas se colocan en el número 1 de los éxitos de estas fiestas. Iluminan todo tipo de vestidos desde los más estrechos y atrevidos a los más clásicos. Perfectos para una noche de disco.

        DESCUBRE MÁS:

 

 

El nude y el color crema le dan la mano al dorado y a los brillos para decorar vestidos y cubrir bustiers. Estos tonos son perfectos para contrastarlos con zapatos de tonos fuertes.

Y si vas en chiva?

Los Jeans que normalmente son una prenda de día, cada vez es más habitual que sean los protagonistas de la fiesta, y para esas noches en la que disfrutaras de las tradicionales chivas serán tu mejor aliado.

Una de las combinaciones que mejor admite el jean por la noche, son los brillos: las lentejuelas, los metalizados, la pedrería, etc y es que contraresta a la perfección su efecto recargado. Un buen jean y un top bien llamativo conforman la pareja perfecta.

Sea cual sea tu elección, recuerda que debes sentirte lo más cómoda posible y sobre todo dejarte llevar por la magia que tiene esta bella ciudad. ¡Qué viva Quito!