5 claves para lucir como toda una profesional en una entrevista de trabajo

¿Tienes una entrevista de trabajo? Prepárate con estos tips de estilo

Has encontrado el empleo de tus sueños y vencido el nerviosismo que provoca el mandar tu currículum para aplicar al puesto que tanto deseas. Después de esperar, recibes una respuesta, ya sea por correo electrónico o vía telefónica, informándote que tendrás una entrevista presencial porque quieren conocerte.

 

       DESCUBRE MÁS:

Y los nervios que sentiste al presionar enviar para hacer llegar tu CV dan paso a la pregunta: ¿qué me pongo el día de mi entrevista? Para liberarte de esta preocupación, toma en cuenta esta cinco claves que te harán lucir como una profesional. 

1. La primera impresión nunca se olvida

No cabe duda que, a pesar de que esta frase es un lugar común, lleva en sí una verdad ineludible. De esta manera, tu presentación debe ser impecable, cuidando detalles como la limpieza, la pulcritud, el color de la ropa y el estado de la misma, entre otras cosas.

También, procura que la ropa que elijas para la entrevista se encuentre en buen estado, sin manchas, que no le falten botones y no esté desgastada. Y recuerda poner atención en que tus zapatos se vean limpios y en buen estado.

La formalidad siempre sienta bien, así que presentarse con saco y una linda camisa, en el caso de los hombres; o un blazer con una blusa, en el de las mujeres, nos permitirá proyectar al máximo nuestra imagen.

De preferencia, se recomiendan usar telas lisas en colores básicos como negro o gris, pues el primero refleja elegancia y liderazgo, en tanto que el segundo representa equilibrio y pensamiento lógico.

Las joyas, relojes y demás accesorios sirven para dar un toque de buen gusto, sin embargo, es importante no abusar de éstos, por lo que es recomendable no sobrecargar con ellos nuestro atuendo. Así, busca un reloj discreto, un par de aretes pequeños o una cadenita sencilla, lo que permitirá que la atención de tu entrevistador se concentre en tu rostro, cabello y sonrisa, elementos que deben reflejar cuidado y atención de tu parte.

Esto tiene como finalidad verificar su estado y que no te tome por sorpresa algún detalle. Si tienes un conjunto con el que te sientes cómodo, es importante que cada vez que lo uses lo mandes a la tintorería para tenerlo siempre disponible.

Después de haber escogido tu outfit considera que hay elementos que es mejor que no hagan su aparición porque pueden ser fatales. Con esto nos referimos a mascar chicle, utilizar el móvil, traer audífonos, ingresar con bebidas, vestir demasiado deportivo —o en chanclas— o incluso haber fumado minutos antes.

Al seguir estos consejos, lo verdaderamente importante en tu entrevista de trabajo será tu desempeño, experiencia y la forma de contestar las preguntas, con el objetivo de demostrar tu nivel de preparación en armonía con las habilidades del puesto que deseas. Bien decía Oscar Wilde que "no hay una segunda oportunidad para una primera impresión".

 

Con información de Adecco