Los grandes de la moda se arrodillan ante Prince y su recuerdo

Mensajes en Twitter e Instagram, todos dedicados al hombre que siempre se mostró tal cual era en el escenario, siempre con glamour y auténtico.

Hoy se dio a conocer la triste noticia del fallecimiento de Prince, uno de los artistas legendarios que la música difícilmente olvidará jamás. Pero además de sus hits en las radios, “El Artista”, como se hizo llamar a sí mismo durante un periodo, fue capaz de romper con las reglas de la moda y de establecer las suyas.

Aunque su nombre era de príncipe, él fue un rey en las tendencias en los años 80 y 90, y al igual que David Bowie, siempre mostró una irreverencia que evidenciaba lo poco que le importaba que los demás pensaran que los pantalones ajustados son demasiado femeninos para un hombre.

princeevolution19feb1985500.jpg

© Michael Ochs Archives/Getty Images

Le gustaba usar chaquetas inspiradas en lo barroco, pero al mismo tiempo lo mezclaba con animal print, gamuza y prendas metalizadas: totalmente ecléctico. Con la noticia de su muerte, el mundo de la moda reaccionó y poco a poco fueron apareciendo mensajes en tributo a este gran artista e icono fashion.

Donatella Versace publicó una imagen en su cuenta de Instagram, en la que aparece junto a Prince, dedicándole un mensaje de amor: “Estoy sorprendida. Te amaré y extrañaré por siempre. Ciao, Donatella”.

Otros diseñadores y casas de moda también quisieron rendir tributo: Marc Jacobs, Rodarte, Ricardo Tisci, Gucci, además de conocidas modelos como Gigi Hadid, Naomi Campbell y Joan Smalls. Todos ellos reconocen lo increíble que era como artista, su calidad como persona y su gran estilo.

La revista Billboard dedicó un reportaje especial a la evolución estética de la imagen de Prince y a su estilo “iconoclasta”. Se muestran fotografías de 1979 hacia adelante, partiendo por un look con el pelo aleonado y sin camisa.

Luego tocando su guitarra en calzoncillos de cuero, tocándose su entrepierna en medio de un concierto y siendo provocativo, algo que siempre fue su sello característico.  Era como un camaleón y seguramente habrá muchos que lo tratarán de imitar pero nadie lo podrá igualar.