Diseño de autor: Las chilenas que están dando que hablar

Hace rato que el diseño nacional vive una renovación INNOVADORA Y CONSTANTE, con propuestas que traspasan la manufactura y guardan en su relato mensajes creativos multipropósito. En nuestro Especial Moda Otoño-Invierno, fichamos 4 marcas nacionales que dan o darán que hablar.

Por Jessica Celis Aburto.

CARO HEVIA TEXTIL RESCATAR LAS RAÍCES

Cuando Carolina Hevia (36) se tituló de diseñadora de la U. Del Pacífico trabajó como jefa de diseño en una empresa que proveía a grandes tiendas. Y no le encontró ningún sentido. "Vi miles de prendas iguales, todo enfocado en la plata. No había otra motivación por parte de los dueños, solo el económico. Me fui dando cuenta que en general era así en el rubro textil a nivel industrial, y no me gustó. Desde chica hice cosas a mano, y decidí dedicarme a eso", cuenta.

Tuvo una tienda en Puerto Varas durante 6 años, donde confeccionaba a mano muchas piezas y otras las encargaba a artesanos. Allá trabajó con lana de Chiloé, cuero de salmón y fibras naturales. También ofrecía artículos importados, pero los elegía con pinzas. Empezó a viajar para conocer otras técnicas textiles y culturas, y el 2013, cuando vendió la tienda, dedicó dos años a eso y a hacer trabajo voluntario. Ahora se dedica 100% a hacer sus productos y enseñar.

"Mi objetivo es seguir con productos hechos a mano, seguir desarrollando la línea de Kits de Bordado y productos anexos, y continuar enseñando. La enseñanza es parte vital de mi motivación, transmitir estas técnicas y cultura. No importa que las personas que aprendan no lo practiquen nunca más. El aprendizaje está en rescatar las raíces culturales, el esfuerzo que significa hacer productos a mano y valorizar nuestra cultura, tomando conciencia de las diferencias que nos hacen únicos. Eso se logra sabiendo y aprendiendo de la cultura de otros países. Todavía estoy muy en pañales, vivo en Santiago de manera definitiva recién desde octubre. Estoy en una etapa en que cada día se crece un poco más. Un objetivo a corto plazo es tener una espacio más grande donde tener y mostrar todo junto: talleres y tienda".

Carolina anda en búsqueda de una tienda física, y por ahora sólo se la puede contactar en Facebook. "Los productos han sido súper bien recibidos, pese a no tener una tienda física. Otro tema a resolver es aumentar la capacidad de producción. Exportar, todavía no. Tengo harto trabajo con los proyectos con que estoy ahora, y prefiero hacer las cosas bien y no abarcar mucho. Ya vendrá el momento, interés hay".

Facebook: Caro Hevia Textil

Lugares y técnicas rescatadas:

– Perú, Huilloc. Telar andino.
– Perú, Chinchero. Tintes naturales.
– Chile, Chiloé. Telar mapuche básico, tintes naturales, hilado, cestería, etcétera.
– Guatemala, lago Atitlán. Teñido con tintes naturales, telar de espalda, bordado guatemalteco (una de las muchas variantes).
– Perú, Amazonía. Bordado y pintura en tela, ambos de la etnia Shipibo.
– Sudáfrica, Etwatwa. Bordado sudafricano.
– Sudáfrica, Johannesburg. Hilado de mostacillas Zulú.
– Swazilandia, Ezulwini. Cestería.

Imagen foto_00000004

CATA DESORMEAUX SHOES ARTESANÍA MULTICULTURAL

Ya en segundo año de su carrera –Diseño de Vestuario y Textiles en la Universidad del Pacífico– Catalina Desormeaux (26) vendía sus diseños de ropa por internet. Al egresar se lanzó con su propio emprendimiento de zapatería: Cata Desormeaux Shoes. Es calzado femenino y marroquinería de fabricación artesanal, con materiales nacionales como cuero y madera, además de incorporar textiles de India, Tailandia y Guatemala.

¿Qué te diferencia del boom de diseñadores de zapatos nacionales que hoy existen?
Mi propuesta es fabricar zapatos cómodos y versátiles, con detalles, intervenciones y aplicaciones textiles, con el fin de crear piezas únicas y exclusivas, y su producción es limitada.

"Quiero crear un producto interesante, distinto, que sea protagonista al momento de que uno escoja qué ponerse. Queremos crecer en el rubro y exportar a más y distintos países, nuestro primer país es Uruguay. Creo que Chile es un país de diseñadores muy fuertes, ya que competimos directamente con todo el calzado importado de China, pero la gente a través de los años ha valorado el diseño local, la exclusividad. Ahora están más dispuestos a invertir en zapatos de cuero. Todo esto nos ha favorecido, y cada vez crece más el mercado chileno. Pienso que lo importante es hacer cosas distintas, llamar la atención de la gente, si no, hay mucha competencia a distintos precios".

¿Sigues las tendencias de la moda?
Siempre las sigo. Continuamente hay que estudiar qué es lo que está gustando en todo ámbito, ya que uno quiere hacer un zapato bonito pero que se venda. Lo más importante es darle tu valor agregado: hay que meter todo en la juguera y así obtener un producto único.
Los zapatos de Catalina valen desde $56.990 hasta $109.900.

www.catadesormeaux.cl/

Facebook: Cata Desormeaux Vestuario y Calzado

catadesormeaux.shoesImagen foto_00000002

VALENTINA ROSENDE DISEÑO CON CONTENIDO SOCIAL

Valentina Rosende (25) es egresada del Duoc UC de Viña del Mar, y su marca es una propuesta de diseño independiente de producción a baja escala, cuyo principal objetivo es entretener y satisfacer a los clientes, haciendo que vivan una experiencia. "Cada una de mis prendas se abre como si fuese una pieza de arte que se lleva puesta, que se manifiesta por sí sola contra algún tema de controversia y no como un producto que simplemente obedece a las siluetas, estructuras, tallas, colores y series impuestas por el mercado. Ninguna de mis prendas es repetida, y todas mis colecciones cuentan una historia", explica. "Todas mis propuestas son una instancia de expresión personal donde aplico mucho trabajo, esfuerzo, satisfacción y realización propia, con el objetivo de hacer reflexionar al público sobre algún tema controversial, ya sea social o ambiental. Construyo mis colecciones a partir de un tema que esté dando que hablar, aplicando técnicas no convencionales o haciendo puestas en escena que no respetan el esquema comercial y minimalista que impone el mercado hoy. Para que los conceptos queden claros, hago uso de estampados grandes y subliminales, colores y estructuras que muchas veces el público no considera funcionales, lo que lo vuelve una propuesta más artística".

¿Hacia dónde apunta como marca? Tiene 2 líneas de productos. La primera es la comercial, con productos funcionales y un pequeño detalle de su esencia. La segunda es la no comercial, donde juega con las prendas como si fueran un lienzo en blanco, una diversión, un método de expresión, sanación personal.

"Mi público objetivo no es una persona definida por su rango de edad, estrato socioeconómico o sicográfico. Es aquella persona que valora el vestuario y al diseñador, que entiende el trabajo y proceso creativo como amor y vocación en cada prenda. Mis clientes siempre son muy variados, por ello es que aún no los he podido encasillar. Creo que eso se debe a que cada uno de mis productos involuntariamente va dirigido a diferentes tipos de públicos. Sin embargo hay un punto de comunión: en su mayoría son personas cultas que disfrutan de las expresiones de arte".

A raíz de una mala experiencia que vivió –y enfocada en su pasión por los temas sociales– Valentina reflexiona: "Me ha tocado trabajar en 2 talleres de producción industrial como operaria de máquina, una linda experiencia para mejorar las técnicas de costura, pero para nada un trabajo justo y digno. En Chile la mayor parte del personal en fábricas de vestuario son mujeres de escasos recursos que se someten a horarios interminables de confección, en talleres deplorables y deprimentes. Ven en estas microempresas la oportunidad de sacar a sus familias adelante con un sueldo que no supera el mínimo; personas muy humildes con mucha disposición de enseñar y de entregar sus conocimientos, pero infelices. Los chilenos somos egoístas, y si podemos pagar poco por algo lo hacemos, sin medir las consecuencias. Acá se les paga un sueldo mínimo a estas operarias, pero en otros países es peor, no superan los $1.000 diarios. Me angustia ver ropa tan linda y tan bien confeccionada a precios ridículos, con materiales que sé que no son biodegradables, hecha por esclavos al otro lado del mundo. Ahí pierdo amor por mi vocación, veo poca conciencia en mi país. Lo peor de todo es que también me gustan los materiales que no son biodegradables, y muchas veces no me puedo negar a una linda prenda de retail".

www.valentinarosende.cl

Imagen foto_00000001

LA JOYA DESIGN DISEÑO SUSTENTABLE E INNOVADOR

El motor creativo de la marca de vestuario La Joya Design es dar a conocer sus propuestas artísticas alrededor del mundo y fomentar la expansión creativa de sus diferentes líneas de vestuario. Desde allí Luz Briceño, su creadora y diseñadora, indica que su propuesta tiene 2 líneas. "Una de ellas es el desarrollo de telas multipropósito de uso dérmico, que llevan cobre antibacterial con fibras técnicas e inteligentes y procesos nanotecnológicos que buscan el bienestar. La segunda es mi trabajo con diseños exclusivos para novias y madrinas que atiendo en mi taller".

¿Cuál es tu público objetivo?
Para la primera propuesta la idea es que lo usen todo tipo de personas que necesiten telas según sus condiciones climáticas, laborales y deportivas. Y la segunda es para mujeres que les guste el diseño, la calidad y la diferenciación en su estilo.

"Incorporé el cobre porque me parece que es una propiedad que aporta a la regeneración de la piel y es antibactericida. Eso, mezclado con otras propiedades de fibras técnicas e inteligentes, puede ser una innovación bastante funcional para el desarrollo del mundo textil".

¿Dónde te gustaría llegar como marca?
Me gustaría crear un material (textil) que realmente funcione para la salud de las personas, que sea sustentable, que tenga identidad y que a través de la marca se comercialice en el mundo en los diferentes mercados que lo necesiten. En este momento creo que es una apuesta muy innovadora. Somos un equipo grande y multidisciplinario que está formado por químicos, biólogos y diseñadores, hasta ingenieros comerciales. Además contamos con el apoyo de Codelco Lab y la Universidad de Santiago. También estamos hablando con una empresa inglesa que está interesada en nuestros productos para introducirlos al mercado.
www.lajoyadesign.com/
Facebook: La joya design (Indumentaria)

Imagen foto_00000003